EDITORIAL SEPTIEMBRE

Comparte en redes sociales

Que sea enhorabuena a aquellos a los que les ha ido bien esta media caza de septiembre. Bellísimas jornadas de caza estival; aunque hay para todos los gustos y habrá que respetarlo todo. Unos prefieren el tiroteo por la tarde, otros de madrugada. Allá cada cual. Nosotros nos inclinamos por la caza de mañana, ya que no nos cuesta tirarnos de la cama lo más mínimo, si es para ir a ver cómo sale el día en el monte.

En general, los comentarios son poco felices, pero cada uno cuenta la guerra según le ha ido. Hay quien bolo y otros se han pasado. Esa es otra: ¿No dice la orden de vedas que hay cupo? ¿Por qué no se respeta entonces? ¿No es suficiente con una tirada de 15 ejemplares? Sí, sí, ya sabemos que la vela de delante es la que alumbra; pero antes que hartazgos, moderación.

 

Ahora en unos días, se abre la caza del conejo. ¿Qué conejos? Dichosos los cazadores que tienen en sus cazaderos al humilde y socorrido “cunniculus”, porque a nosotros ya se nos ha olvidado de  qué color son. Ojalá esa medida de adelantar un mes su temporada de caza sirva para algo. Pero somos pesimistas, la verdad. Y a la postre, algo ha llovido. Se habrán mojado los lomos de los venados. La berrea será imponente. Maravilloso concierto de ópera natural. No se la pierdan. SCM.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.