Digital Extremadura

LA MEMORIA DEL CORAZÓN

OPINIÓN
Comparte en redes sociales

[Img #40907]Los amigos son la familia que uno elige, nunca pude estar más de acuerdo con una frase, yo me siento muy orgulloso de tener esta gran familia a mi lado, un tesoro de un valor inapreciable, acompañándome por esta senda, alumbrando a cada paso del camino, encomendados en allanar el terreno por donde piso para remediar posibles caídas, son como estrellas, que aunque no las veas brillar sabes que siempre están ahí.

 

Francisco de Quevedo dijo “un buen amigo es como la sangre, acude a la herida sin que lo llamen”, Así son ellos terapeutas de tristeza, portadores de alegrías, los que con cada gesto me hacen olvidar todas las adversidades que me acontecen, son los guardianes de la llave de mi sonrisa, los que provocan siempre en mí un sentimiento emotivo, dando ejemplo y sentido a la verdadera palabra de la amistad.

 

En mi retina sigue viva la última muestra de cariño demostrada por ellos, consiguiendo hacer tambalear los cimientos de mis emociones, enseñándome de nuevo a llorar de felicidad, escribiendo una de las página más especiales en mi dulce memoria, sé que no lo soñé, allí estaban ellos, mi familia, trocando desolación por un rostro lleno de gratitud, sus miradas, sus palabras, me recordaban que no camino solo, que juntos hacemos camino.

 

Ya forma parte del recuerdo,   al evocarlo consigue nuevamente emocionarme, debe ser por esta sensibilidad extrema con la que me visto, un traje incorpóreo que se ciñe al cuerpo como una segunda piel, soy quien soy y no me oculto, con mis bondades y mis defectos,  ser sensible no simboliza ser débil, si de algo me convenzo a diario es, que la insensibilidad no es más que la imbecilidad del alma y que la gratitud simplemente es la memoria del corazón.

.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *