Lorenzo Amor, ATA: “Los autónomos han protagonizado la recuperación del empleo en 2014, y en 2015 continuará esta senda”

Comparte en redes sociales

“Los autónomos han protagonizado la recuperación del empleo en 2014, y en 2015 continuará esta senda”. Con estas palabras abordaba Lorenzo Amor, presidente de la federación de autónomos ATA, la situación de un colectivo que ha ganado protagonismo este año no sólo en lo que a creación de empleo se refiere, sino también en todo lo relativo a la regulación.

[Img #41156]Porque este 2015 se abre con grandes cambios en materia de fiscalidad, de tributación y de contratación que se han ido perfilando a lo largo de 2014 y que, para los más optimistas, generarán la creación de unos 180.000 empleos autónomos al cierre de este nuevo año. “Los autónomos son empleo y creadores de empleo, por lo que son el principal factor de creación neta de trabajo”, asegura Sebastián Reyna, secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autóno- mos, quien asegura que tienen como objetivo el alta de 180.000 nuevos autónomos.

 

Así, el primer día de enero, a la resaca de la fiesta de fin de año se le sumaba la de la celebración de la entrada en vigor de la reforma fiscal, la cual afecta de manera especialmente siginificativa a este colectivo. Su principal novedad es la rebaja de 2 puntos en el IRPF, que pasa del 21 al 19 por ciento, y prevé descender hasta el 18 por ciento en 2016. Esta ventaja se añade a la que los autónomos con rendimientos inferiores a 15.000 euros disfrutan desde el pasado mes de julio, cuando el Ejecutivo les redujo las retenciones hasta un 15 por ciento, y a la rebaja del 20 por ciento por el rendimiento de actividades económicas de la que se benefician los nuevos autónomos.

 

Por otro lado, tal y como han anunciado desde el Ejecutivo, durante este primer trimestre el Gobierno pretende ampliar la capitalización del paro al 100 por ciento también a los mayores de 30 años. Actualmente, dicha capitalización del desempleo permite cobrar en un sólo pago todo o parte del importe pendiente de la prestación por desempleo a aquellas que quieran iniciar su propio negocio, pero solamente se aplica a los hombres menores de 30 años y a las mujeres de hasta 35 años, así como a las personas con un grado de discapacidad mayor al 33 por ciento. Con la entrada en vigor de la nueva medida, cualquier desempleado tendrá la posibilidad de utilizar toda su prestación pendiente para iniciar su nuevo negocio.

 

Tarifa plana de contratación

 

Asimismo, el Ejecutivo trabaja en la ampliación de la tarifa plana de 50 euros a los autónomos que contraten a jóvenes menores de 30 años, una medida que se encuentra ya en vigor y que ha tenido una gran acogida. De esta forma, los autónomos ya constituidos que generen un primer empleo contratando un joven menor de 30 años podrán acceder a esta tarifa plana, que sería compatible con otras bonificaciones asociadas a este nuevo empleo. En principio, este beneficio comportaría un compromiso por parte del empresario de mantener este empleo por el mismo periodo, al menos, que dure la bonificación, entre 30 y 18 meses, según la edad del trabajador contratado.

 

Además, el Gobierno también se plantea eliminar la exclusión de los nuevos emprendedores que se dan de alta como empleadores para acogerse a esta tarifa y que aquellos autónomos que ya están acogidos a ella no la pierdan si contratan.

 

Por otra parte, la reciente aprobación, el pasado 18 de diciembre, de la ley de Mutuas ha traído consigo nuevas medidas destinadas a facilitar el acceso al paro de los autónomos. Con su entrada en vigor el 1 de enero, la prestación por cese de actividad adquiere un carácter voluntario, se desliga del pago de las cotizaciones por contingencias comunes y se flexibilizan los requisitos para demostrar la situación legal de cese de actividad por motivos económicos. Así, mientras que antes era necesario acreditar unas pérdidas de hasta un 30 por ciento, ahora sólo será necesario presentar el 10 por ciento y de una manera más acorde con la realidad de los autónomos, principalmente de los que tributan por el sistema de módulos.

 

Sin embargo, esta vuelta al optimismo no quiere decir, en absoluto, que el escenario regulatorio sea ya el ideal. Y es que 2014 nos ha dejado también sombras como la de la supresión de la rebaja del 20 por ciento sobre el rendimiento neto por creación y mantenimiento de empleo, lo cual, según la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, podría suponer la pérdida de hasta 70.000 puestos de trabajo. El pasado mes de diciembre, el organismo advertía que esta supresión significaría “eliminar una medida que ha sido el anclaje de muchos empleos durante estos años, en esa franja del tejido empresarial que supone el 98 por ciento del mismo”. Así, y aunque estas piedras entorpecen todavía el trayecto a recorrer, parece que nuestro país camina ya por la senda adecuada.

 

El optimismo se traslada a los empresarios

 

El optimismo con el que afrontan el comienzo del nuevo año las asociaciones se percibe también entre los propios autónomos. Así, el 66,4 por ciento de ellos ve  2015 como el año de la consolidación económica, el 40 por ciento considera que su negocio crecerá este año y el 35 por ciento de ellos tiene previsto contratar durante el presente ejercicio. Estos datos se extraen del Barómetro del Trabajo Autónomo realizado por ATA, el cual señala también que el 35 por ciento de estos empresarios considera que va a necesitar ampliar su plantilla y contratar nuevos trabajadores durante los próximos doce meses. De este modo, los autónomos van a ser responsables del 30 por  ciento del empleo creado este año, entre las nuevas altas de trabajadores por cuenta propia y los contratos ya constituidos que prevén realizar.

 
 

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.