FALLIDA CRISIS DE GOBIERNO EN LA JUNTA DE EXTREMADURA

Comparte en redes sociales

Lo ha querido echar a la calle y Génova 13 lo ha parado fulminantemente. El presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago Terraza, ha pretendido prescindir de su consejero más eficiente, Luis Alfonso Hernández Carrón, pero le han dicho que de eso ni mijita, que el titular de Política Social y Sociosanitaria sigue en su cargo hasta el final de la legislatura, lo que no deja de ser un aval importante del partido a un joven consejero que despunta sobremanera por encima del resto del Gobierno extremeño. Fuentes del PP de Extremadura me han confirmado este hecho, manifestándome que todo viene de antaño, por las diferentes formas de ver y entender la política que tienen Monago y Hernández Carrón y por el hartazgo de éste último a los vaivenes del presidente de la Junta, que no se centra en la acción de gobierno y se diluye en cosas varias como la agencia de artisteo que ha montado en la sede de Presidencia, en la emeritense Plaza del Rastro.

 

 

No es de extrañar, incluso, que haya celos por parte de Monago, porque el Servicio Extremeño de Salud (SES) funciona aunque con dificultades. De hecho ha recibido un premio recientemente por la implantación de la receta electrónica, algo que se hizo antes de que Ibermática SA se hiciese cargo de la concesión del sistema informático del SES y del Sepad de una forma demasiado heterodoxa, lo cual tampoco gustó mucho al consejero porque sabía, como así ha sido, que tendría que soportar bajo sus hombros las críticas a una concesión poco menos que en fraude de ley. Pero el premio se lo han dado al SES por la receta electrónica que ha venido funcionando desde la época de Guillermo Fernández Vara como presidente de la Junta.

 

 

Pero ¡oh, casualidad!, que tenemos al propio Fernández Vara felicitando a Luis Alfonso por el récord en trasplantes en Extremadura en 2014, con un total de 69, 44 renales y 25 hepáticos, actividad que iniciase el Guillermo en  Extremadura a principios de los años 90 del siglo pasado en su calidad de médico forense. En su artículo de esta semana en Digital Extremadura, el actual líder del PSOE y candidato a la Presidencia de la Junta de Extremadura en las elecciones del próximo 24 de mayo, tiene palabras de agradecimiento para Dámaso Villa, Guillermo Solórzano y Carlos Gómez, y también para Julia, a la que cita porque además de profesional era como una hermana para él. Pero el socialista no obvia el empeño del consejero y escribe textualmente: “Y gracias a Luis Alfonso, el actual Consejero de Sanidad. Él sabe que tenemos diferencias y diferentes maneras de ver algunas cosas. Pero esos datos de ayer son la mejor manera de entender que Extremadura se hace más grande cuando lo que funcionaba bien se mantiene”.

 

 

Es llamativo que en plena precampaña electoral el líder de la oposición y candidato a la Presidencia de la Junta tenga palabras tan afectuosas con el adversario, pero es que Luis Alfonso Hernández Carrón se hace querer y se preocupa, sobremanera, cuando no le llega el dinero para pagar las nóminas del SES y tiene que acudir a la fórmula del trasvase de efectivo de otras Consejerías, o cuando el PSOE insiste en que hay cerca de diez mil pacientes extremeños en la lista de espera quirúrgica, es decir, que llevan sin poder operarse seis meses o más, a lo que Luis Alfonso responde que los tiempos se están acortando.

 

 

Pero José Antonio Monago es un cafre, no lo puede evitar, y sólo sirve para vetar a su ex novia en la Convención que el Partido Popular ha celebrado en Madrid durante el fin de semana. Podría haber optado por hacer ver a los líderes de su partido que el pequeño Nicolás debería haber sido nombrado persona non grata en la Convención, pero éste le cae simpático porque es de su cuerda, de los que cogen el dinero y sale corriendo. La crisis de Gobierno en la Junta de Extremadura fue parada por el mismísimo Carlos Floriano, vicesecretario general y director de campaña de las elecciones municipales y autonómicas del PP, que hizo ver a Monago que a cuatro meses de unos comicios no podía sacar los pies del tiesto de esa manera y formar un escándalo mayor que el de las islas Canarias. Según me cuentan, Floriano también ha afeado a Fernando Jesús Manzano, presidente de la Asamblea, la utilización de una tarjeta Visa institucional, que pagamos todos los extremeños, para darse la vida padre en Madrid y, fundamentalmente, en Cáceres.

 

 

¡Ay, Monago, Monago!, que mucha chapita en la solapa para demostrar tu apoyo a la cultura extremeña, cuando la tienes realmente asfixiada y quieres acabar con el mejor consejero de tu gobierno. Mira, antes de que te calientes de nuevo, te pasas por la Churrería de Isidro, justo al lado del Centro de Salud de la Zona Sur de Mérida, y te tomas un chocolate bien calentito con tres o cuatro churros. Nada mejor para empezar el día. Es lo que he hecho yo antes de escribir este artículo junto con gente de tu cuerda y a medida que me iban contando los aconteceres de tu partido, iba paladeando el chocolate a sorbitos, porque lo tuyo tiene una miga macho, que es para darte de comer aparte. Y deja a Luis Alfonso en paz, que termine la legislatura. ¿O es que acaso temes porque desconoces? Naturalmente que él está mejor preparado que tú, so cachivache.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.