PALO DE SELFIE

Comparte en redes sociales

[Img #42473]Justo ahora que he descubierto que la cámara de mi móvil tiene una función que hace girar el enfoque, de modo que pueda sacarme fotos de mí misma (selfies), van y sacan otra moda, el palo de selfie, que es como un alargador del brazo de uno mismo. Como el plumero de quitar las telarañas del techo pero con otra finalidad menos productiva.



Consiste en una especie de gadjetto brazo que tiene un soporte en uno de los extremos del palo para sujetar el teléono móvil mientras que por el otro extremo se sujeta con la mano de modo que, en lugar de marcar la distancia de la foto en función de la medida de nuestro brazo como en las auto fotos, la distancia la marca el palo que, además, es extensible.



Para poder guardar en nuestro álbum familiar fotos de nuestros viajes, podemos prescindir de ese momento mágico que es tener que pedir a alguien que nos fotografíe junto a algún monumento, nos podemos hacer fotos en cualquier sitio, montando en bici, lanzándonos en paracaídas, al borde de un acantilado, haciendo el pino con una mano…



Vamos a ver, entendamos que si tenemos dos manos es por algo, Una cosa es hacerse una auto foto con palo bajo los arcos del Acueducto de Segovia y otra arriesgar la vida haciéndonos fotos de nosotros mismos volando en parapente o haciendo rafting.



Además, ir caminando por la calle con esos palos es molesto para los transeúntes porque cada vez son más los que se suman al uso de ese accesorio. Ya me contaréis como a las cigüeñas las dé por anidar ahí y se empiecen a multiplicar, nos terminarán echando del planeta y tendremos que buscarnos un sitio nuevo para vivir donde aún no se ha descubierto vida inteligente como en Marte o en gran hermano.



Estoy en contra del uso de esos palos, ya tengo suficiente con el palo de la escoba que además sirve como medio de transporte, o si no que se lo pregunten a Harry Potter, y con el palo de la fregona que manejo con destreza. También conocemos los palos del golf, el Cabo de Palos y los chorizos de Cantim ídem.



Os lo estoy advirtiendo, es peligroso. Hacerse tantas fotos de uno mismo y de su nariz  para colgarlas en las redes sociales con el fin de que los amigos pulsen me gusta, es triste, si tienes esa costumbre es que estás necesitando un abrazo, llena más y aporta más emociones que las notificaciones del facebook.



Pero cada vez nos aferramos más a lo virtual, a lo impersonal… se va creando un vacío a nuestro alrededor que tenemos que llenar con algo, con fotos de nosotros mismos mostrando cada cosa que hacemos y lo guays que somos,  todo eso no hace más que alimentar nuestro propio ego y nos vuelve unos seres narcisistas,



Papá ¿qué es un narcisista? hijo mío, narcisista es aquel que en lugar de rascarse el culo cuando le pica, se lo besa.



Para finalizar, os dejo esta frase que dejó escrita Luis Antonio de Villena en alguna de sus obras: cuando falta la ética se redobla la estética


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.