MONAGO SUPERSTAR

Comparte en redes sociales

Los que auguraban que el presidente José Antonio Monago Terraza utilizaría la tribuna de la Asamblea de Extremadura para dar un mitin de precampaña electoral no se equivocaban. En este día de San José bendito y día del padre, por tanto, Monago se subió al estrado de oradores no para hacer un balance de su gestión creíble y ponderada, sino para decirles a los extremeños por qué han de votar al Partido Popular el próximo 24 de mayo. Un uso tan partidario de una institución que representa a todos los extremeños no se había dado jamás antes, en esto fue único, como tampoco la presencia de la oposición en un mitin; PSOE, IU y Prex Crex deberían haber abandonado la sala justo cuando comenzó el baile de cifras y realizaciones que solo están en la mente del todavía presidente del Gobex.

 

Según Monago, en estos casi cuatro años de legislatura ha cumplido el 81,77 por ciento de su programa electoral. Pero no solo eso, ha llevado a cabo el 70 por ciento del programa del PSOE y el 47 por ciento del de Izquierda Unida, vamos que Monago Superstar, que se encargaba de remarcar que él proviene del campo y que sabe de la dureza del trabajo de hombres y mujeres del terruño, ha hecho lo de todos, porque él es así de bueno o porque los otros no eran tan malos y todo sin contar con la mayoría absoluta que le privaron los extremeños en las urnas en 2011. Un presidente todoterreno que ha llevado a la región a lo más alto y de la que hoy se enorgullecen sus paisanos.

 

Con 993 medidas puestas en marcha, Extremadura es hoy la leche. Sobre todo en Agricultura, que con 149 de esas medidas tiene un campo del siglo XXI. José Antonio Monago decía que los agricultores extremeños cobraban la PAC cuando todavía es imposible tramitarla por un error nacido de la Consejería de Agricultura, y que se habían agilizado los seguros agrarios, pero olvidaba mencionar que a Agroseguro SA se le adeudan 5 millones de euros de los años 2011 y 2012.

 

En cuanto al empleo, el presidente no dijo  la verdad. Afirmó enérgicamente en su mitin que en estos cuatro años se había bajado la cifra de desempleados, cuando la realidad de los datos, detrás de las cuales están los casos particulares de miles de personas, es que en época del PSOE había poco más de 100.000 parados en la región y en estos momentos la cifra se aproxima a los 150.000. De los desahucios pasó de puntillas, quizá porque su gobierno no es capaz de arbitrar una norma que pare el drama de familias enteras y que él debería tener muy presente al tenerlas a las puertas de su casa.

 

Sí habló del pago a los proveedores, pero tampoco dijo la verdad. Mientras que el Ministerio de Hacienda ha avisado a la Administración extremeña que está dispuesto a intervenirla si no paga a 50 días que es lo acordado (ahora mismo el pago extremeño con sus deudores se aproxima a los cien días o muchos más en algunos casos), Monago dijo que este pago se había agilizado, sin citar que se ha acudido al Fondo de Liquidez Autonómico a por 450 millones de euros para poder hacer frente a las deudas contraídas.

 

Mucha eficacia en la gestión, según Monago Superstar, pero la deuda extremeña asciende a 3.000 millones de euros, el triple que cuando gobernaba Guillermo Fernández Vara. Y ya no se trata sólo de dinero, sino del descontento que existe en la ciudadanía por una gestión que habrá cubierto el 81,77 por ciento del programa electoral pero que tiene hastiados a cientos de miles de ciudadanos porque no ven salida alguna a su situación, cada día más deteriorada por una Administración que gasta y gasta lo que no tiene y que da más importancia al artisteo y a la foto que a los asuntos realmente que dan trabajo.

 

José Antonio Monago quería explicar en la Asamblea su gestión (el Reglamento de la Cámara se lo permite) y lo hizo, pero dio un mitin aburrido, lleno de números y que no convence a nadie. No porque son muchos los extremeños con dificultades que a la hora de la verdad observan que nadie les echa una mano y que su situación es verdaderamente calamitosa. El presidente de Extremadura no puede hacer una declaración de intenciones tras cuatro años de mandato y debe llamar a las cosas por su nombre y Monago no lo hizo. Dio muchos datos y cifras pero que no existen en la realidad.

 

Yo por llenar otro folio podría volver a contarles el cuento de la lechera, pero no voy a hacerlo. Lamentable haber dejado pasar esta oportunidad de explicarse y de convencer a los muchos indecisos que no sabemos todavía a quién vamos a votar el 24 de mayo. En definitiva, que la comparecencia de Monago Superstar se resume en lo que dijo el socialista Fernanández Vara: que el pádel se lleva al teatro y el teatro al Parlamento.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.