CAMBIEMOS LA HORA

Comparte en redes sociales

Al empezar a trazar las primeras líneas que iban a ir sobre lo más directo y cercano para nosotros, como el cambio de hora, que a mi tanto me disgusta y que vamos a tener que empezar el próximo fin de semana,. al comenzar estas líneas digo, saltó la noticia de la desaparición de un avión que había salido de Barcelona a primera hora de la mañana del dia 24 de los corrientes,  y se estrelló en los Alpes franceses. en los Alpes-de-Hautes-Provence, entre las localidades de Digne-les-Bains y Barcelonnette, con 144 pasajeros a bordo, de los cuales  49  eran españoles, más los seis miembros de la tripulación.

 

Un accidente aéreo que nos ha golpeado fuertemente, la tragedia que de improviso han sufrido las víctimas y sus familiares, ha centrado la atención del mundo.

 

   Empiezo este artículo  expresando mi dolor e identificación con las personas que han sufrido el tremendo mazazo de esa tragedia. y que ha unido a los tres Estados que se han visto implicados en tanto sufrimiento, Francia, España y Alemania, que inmediatamente constituyeron sus gabinetes de crisis para hacer lo que primero hay que que hay que hacer en estos casos, ayudar a las víctimas, los tres Jefes de Gobierno se han trasladado al lugar donde ocurrió el accidente…El Presidente del Gobierno español va acompañado del Presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas. España participará en las tareas de investigación y un equipo de efectivos de la Policía Nacional y la Guardia Civil se encuentran desplazados en la zona del accidente.

 

     El Rey de España que se encontraba en Francia, fue  puesto al corriente de lo que había sucedido, suspendió los actos en Paris, y apoyó todos los procedimientos que se han venido realizando para ayudar a las víctimas del accidente. Tres días de luto se han declarado en España.

 

.   Dicho todo esto, que queda como identificación con el sufrimiento de las victimas del terrible accidente, voy a lo más cercano que forma parte del devenir cotidiano de muchos de nosotros, y es que  a las 2.00 h. de la madrugada del próximo sábado 28 al domingo 29 de marzo de 2015, todos los relojes de los países miembros de la Unión Europea  adelantaran una hora.

 

   Un cambio horario, del que algunos expertos dicen que produce efectos negativos sobre las personas, aunque no constituyen grandes problemas,porque el organismo se adapta con rapidez a  los pequeños desajustes que supone la variación de tiempo de luz en su cerebro,

 

  Una delgada línea de bronce divide artificialmente la Tierra entre Este y Oeste. Si estamos en el meridiano de Greenwich, y seguimos la línea hacia el sur cruzaremos el canal de la Mancha, atravesaremos Francia y entraremos en España por los Pirineos, a la altura del Monte Perdido, para dejar a un lado Cataluña y parte de Aragón y atravesar Castellón hasta llegar a las playas de Denia y Altea. Aunque la mayor parte de España queda a este otro lado del “primer meridiano”, que es el que le corresponde a Inglaterra y Portugal, a principios de los años cuarenta se decidió alinear nuestro horario con el otro lado, el continental, con los resultados que todos sabemos (la “culpa” no es sólo de Franco, antes que él lo habían hecho ya los gobiernos de Alfonso XIII y de la Segunda República).

 

España desde 1884 hace este gesto de cambiar el reloj dos veces al año, en aquella fecha se estableció la medida universal del día, pero España la abandonó en 1942 en plena Segunda Guerra Mundial al alinearse voluntariamente con Alemania, que había impuesto su huso horario a Francia, y otros países como Gran Bretaña o Portugal. Estos dos países en 1945 regresaron al huso europeo occidental, mientras Francia y España se mantuvieron inamovibles desde entonces, y lo cierto es que a España, este huso horario  no le corresponde por su posición geográfica..


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.