El PSOE resta credibilidad al pago a proveedores del Gobierno extremeño e IU y Prex-Crex lo tildan de “electoralista”

Comparte en redes sociales

El anuncio del Gobierno de Extremadura acerca del pago de 600 millones de euros a sus proveedores ha sido recibido por los principales partidos de la oposición con excepticismo y como una medida “electoralista”, mientras que para el PP supone el cumplimiento del compromiso del Ejecutivo de José Antonio Monago y que ello permitirá impulsar la economía regional.

El secretario general del PSOE y candidato al Gobierno regional, Guillermo Fernández Vara, preguntado por los periodistas sobre este asunto en un encuentro con jóvenes empresarios en Mérida, ha señalado que ha dejado de creer en los anuncios del Gobierno extremeño.

 

  “He dejado de creerlos”, ha remarcado Vara, quien ha explicado que el Gobierno de Monago señaló al inicio de la legislatura que se encontraron un déficit del 6,8 por ciento pero que los socialistas han “demostrado” que en realidad era del 2,6 por ciento, algo que “no han conseguido rebatir”. “Ya no me creo nada de lo que hagan porque su credibilidad está en entredicho”, ha remarcado.

 

   En este mismo encuentro, el coordinador regional y candidato de IU en Extremadura, Pedro Escobar, ha dicho a los periodistas que los proveedores estarán “encantados” con la noticia pero que también se preguntarán por qué se realiza en estas fechas y no hace tres meses que les hacía la “misma falta”. “Está claro que todo lo que se hace ahora tiene una lectura eletoralista”.

 

   En esta misma línea se ha expresado el candidato de regional de Prex-Crex, Estanislao Martín, quien considera que es “única y exclusivamente una medida electoralista, absolutamente improcedente e impertinente que podría tener algún tipo de consecuencia jurídica”, ha señalado, al entender que con ella se pretende “hacer campaña electoral en un tiempo en el que está absolutamente prohibido”.

 

UNA “BUENA NOTICIA”

 

   Por su parte, el portavoz de campaña del PP, Fernando Pizarro, ha indicado que con este anuncio el Gobierno extremeño viene a cumplir con el compromiso que ha tenido durante toda la legislatura, ha apuntado, que no es otra que “en la medida de lo posible y que las posibilidades económicas lo permitían, ir pagando a los proveedores y reducir ese espacio de tiempo entre la obra o servicio y el pago”.

 

   En su opinión, es “una buena noticia” porque son 600 millones que “pasan a la sociedad civil, y que genera mucha actividad económica, generación de empleo y el mantenimiento de muchas empresas, que es el objetivo de la legislatura”.

 

   Por su parte, el presidente de AJE, Carlos Rodríguez, ha señalado al respecto que reducir los tiempos de pago a proveedores es una medida que vienen tiempo reclamando todas las organizaciones empresariales, pero “aún más” los “más pequeños”, es decir, las pymes y los autónomos.

 

   En este sentido, considera que “cualquier medida para facilitar el pago de las deudas pendientes a las empresas será bienvenida”, no solo porque las empresas puedan cobrar, sino porque “si las empresas no tienen el dinero no pueden invertir, no pueden crear empleo, no pueden pagar las nóminas; los trabajadores si no cobran no pueden generar consumo. Una rueda y un ciclo que nos afecta a todos”.

 

   De cara al futuro, espera que a partir de ahora las administraciones sean “más restrictivas” con su gasto y que asimismo contemplen “muy bien” los pagos, porque “cuando se da un servicio hay que pagarlo y cobrarlo en su momento”.

 

   En todo caso, ha dicho que se trata de “una buena noticia para todos”, especialmente en una región como la extremeña donde el 68 por ciento de su tejido económico depende directa o indirectamente de la inversión pública, por lo que el aplazamiento de los pagos, provoca un “retraso en todo”.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.