RELACIONES ENTRE TRUJILLO Y LA PATRONA DE MIJAS (MÁLAGA)

Comparte en redes sociales

Ha llegado a mi poder unos documentos originales muy interesantes acerca de la fundación de la Patrona de Mijas (Malaga), en la que tuvieron muchísimo que ver los descendientes de un matrimonio natural de Trujillo. No vamos a entrar en la controversia de la existencia no de una leyenda que circula por la espléndida Mijas, pero si nos vamos a detener en la redacción del texto original del siglo XVI que dice así: “En el año 1536 vivía en Mijas, el maestro de obras don Pedro Bernal Manrique, expulsado con doña Asunción Alcántara y Torreras, naturales de la población de Trujillo, un hijo mayor de edad también por nombre Pedro que, tomó estado de matrimonio en el año 1573 con doña Catalina Linaire Sánchez, hija legítima de don Juan Linaire Herrero y de doña Pilar Sánchez Estevez; estos señores eran vendedores de hierro y naturales de Torrijos, provincia de Toledo, siendo familia de los padres de Santa Teresa de Jesús, que también estuvieron una temporada en ésta. A su tiempo doña Catalina dio a luz un niño al cual pusieron por nombre Juan. Dos años más tarde dio a luz a una niña, Asunción. Ya en cierta dar les compró el padre dos corderos, y así reunieron hasta seis, y los niños contaban la edad, uno doce años y la niña diez. Ya mayorcitos pastaban su ganado alrededor del castillo, y nadie podía pensar lo que pudo ocurrir en dicho sitio. Un día, siendo fecha 30 de mayo, era domingo, día de la santísima Trinidad, señalaba el sol el mediodía, estaban los dos hermanos en su juego, cuando de repente cruzó por medio de ellos una paloma tan hermosa que, se distinguía de las demás, ellos fueron tras ella para coger la, lograron su deseo, paróse debajo de la torre donde estaba la reina celestial, ellos cogieron la paloma, la avisaron y acarician en aquella dulzura que tenían dejaron absortos, y cuando despertaron de aquel éxtasis, para ellos eran dormidos, se culpaban el uno al otro por quedarse dormidos, se fue la paloma. A la hora del mediodía se fueron para su casa, y por todo el camino discutían lo antedicho, se lo dicen a sus padres y apenas escucharon lo que estos inocentes decían. Al día siguiente que era lunes 31 de mayo, se fueron al mismo sitio, y sin acordarse de nada, a la misma hora pasó lo del día anterior, lo dicen a sus padres por segunda vez, y les dicen que a ese sitio no fuera más, que serán cosas de espanto, y que algo les podía ocurrir. Al día siguiente era martes no fueron, pero el miércoles día 2 de junio, sin acordarse de nada los niños se posaron allí en el mismo sitio. Allí llegaron las tribulaciones para los niños y las alegrías para todos los. Estando en sus cuidados del ganado y hora del mediodía, de repente oyeron una voz que decía ¡Juan!.. ellos creyeron que era un amiguito, y miraban por todos sitios, y no veían a nadie, solo otra vez labor tan dulce llamándole a Juan, esta vez recordaron lo que sus padres dijeron, recogieron el ganado para venirse a casa y con más fuerza sonó la voz que dijo ¡Juan, mírame!, y volviendo la cara hacia dónde sonó la voz, vio sobre el ventanal de la torre estaba la paloma, y de repente se forma una aureola tan hermosa que, por sus colores tan bonitos quedaron extasiados, y de repente apareció una señora en medio y con el niño en sus brazos, y la paloma se posó en el pecho de esta celestial señora.

 

Estos niños viendo hermosura tal se postraron de rodillas y con palabras inocentes, le dice la niña a su hermano: ¿Qué Señora tan hermosa! El niño habló a la Señora ¿Quién sois vos?, la Señora dijo: ¡Soy la Madre de Dios! Dice el niño ¿Qué deseáis a mi hermana?. La Señora contestó ¡Hablar con vosotros! La niña dijo:  Señora, no se vaya a caer de lo alto de la torre; y la Señora contestó: no y, no he de caerme, ahora ir a vuestra casa contarle a vuestros padres lo que veis aquí, y que avisen a las autoridades del pueblo, al sacerdote y que vengan y me saquen de este lugar donde estoy escondida ya hace quinientos años. Y desapareció la visión.

 

Encamináronse los niños a su casa, tristes y pensativos, y viendo el padre los suspensos que estaban, les preguntó qué dijeron los motivos. Ellos confesaron lo ocurrido. El padre oyendo tales palabras a estos niños quedó aturdido, pero repuesto, dio cuenta sacerdote, y dando noticias a las autoridades y a los vecinos ( según documento existente en la parroquia) se encaminó con los niños al castillo. El padre de los niños siendo maestro de obras, subió a lo alto del torreón y los niños señalaban donde vieron la visión. Tocó, sonaba a hueco, dando golpes hasta romper la pared. Pero vio lo que había adentro y con voz desentonara dijo: ¡Aquí está! Y cayó desmayado al suelo. Entonces el sacerdote presentó la Santísima Virgen al pueblo, se postraron en tierra, y la saludaron con el Ave María. Dentro del vuelco había, con la santa imagen de la Virgen, dos candelabros de plata, dos reliquias de custodia, un copón y el legajo sobre el historial de la imagen. La virgen quedó con el nombre de “Virgen de la Torre”. Entregaron la imagen al niño Juan y fue llevada a la iglesia en brazos de dicho niño. Al día siguiente, fiesta del Corpus Christi, fue presentada el pueblo. Esto sucedió el día 2 de junio de 1586, a las 12 del día, reinando nuestro monarca Felipe II”.

 

Estos datos fueron recopilados en el antiguo novenario carmelitano de la Virgen. Y esta es la historia de la Virgen, llamada antes Santa María de la Encarnación, aparecida en un ventanal que da a la espalda del castillo de la Peña a los niños Juan y Asunción Bernal Linaire el día 2 de junio de 1586. En el año 1656 se presentó esta villa el hermano Carmelita Diego de Jesús María y San Pablo en labró la ermita-cueva para colocar dentro imagen, titulada desde entonces “Santa María de la Peña”.

 

Por acuerdo del Cabildo, el día 7 de septiembre de 1682, juramentado en voto, fue proclamada patrona al día siguiente por el vecindario en la plaza de los Alamos, elección que confirmó por decreto de 6 de agosto de 1683 el entonces obispo de Málaga fray Alonso de Santos. 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.