Los artesanos pueden solicitar las nuevas ayudas para mejorar la competitividad

Comparte en redes sociales

El Gobierno de Extremadura ha abierto la convocatoria de ayudas para el incremento de la base productiva y la mejora de la competitividad de la artesanía en la región, una nueva línea que da prioridad a los jóvenes que se inician en esta actividad, así como a la puesta en marcha de nuevos talleres.

Los artesanos extremeños pueden solicitar ya estas ayudas, cuyo decreto publicó el Diario Oficial de Extremadura este pasado lunes junto con la convocatoria de las mismas.

 

Con este apoyo económico del Ejecutivo regional, se trata de asegurar la sostenibilidad del sector y facilitar el relevo generacional, mediante la puesta en marcha de nuevos talleres y la mejora de los procesos de producción y de las condiciones de comercialización, así como la adecuación de los talleres para la formación y la transmisión de los oficios artesanos.

 

La convocatoria cuenta con un presupuesto de 273.948 euros, dirigidos a los profesionales y empresas inscritos en el Registro de Artesanos y Empresas Artesanas de Extremadura, así como los nuevos artesanos -que aún no figuren en dicho registro pero se inscriban en el momento de la concesión de la ayuda-.

 

Esta línea de ayudas es una de las medidas del Plan de Impulso a la Artesanía del Ejecutivo regional, respondiendo a las demandas del sector, que planteaba incentivos para la incorporación de jóvenes a esta actividad, así como mejorar la competitividad de los talleres y una formación de calidad en este ámbito.

 

Las ayudas consistirán en una subvención del 50 por ciento de los gastos, con una inversión máxima subvencionable de 60.000 euros, de modo que la cuantía de la ayuda alcanza los 30.000 euros.

 

La intensidad de la ayuda se eleva un 10 por ciento cuando en el caso de jóvenes artesanos. Del mismo modo, se incrementa en un 10 por ciento cuando se trate de oficios en riesgo de desaparición, que tienen también un tratamiento especial en este nuevo decreto. Así, cuando se dan ambas circunstancias la intensidad de la ayuda alcanza el 70 por ciento de la inversión y la cuantía de la ayuda llega a los 42.000 euros.

 

ACTIVIDADES SUBVENCIONABLES

 

El nuevo marco de ayudas pone el acento en la necesidad de que las inversiones en mejora de los procesos de producción conduzcan a ganancias de productividad en los talleres, para lo cual los gastos subvencionables no se limitan a las herramientas tradicionales, sino que se amplían a todo tipo de equipos, máquinas-herramientas y sistemas mecanizados.

 

Así, las ayudas pueden destinarse a la creación de nuevos talleres artesanos y mejora de los procesos de producción, incluyendo gastos de reforma, modernización y ampliación de los talleres, equipamiento de las instalaciones productivas, adquisición de herramientas, equipos de diseño y software de gestión.

 

Asimismo, para la mejora de las condiciones de comercialización de los productos artesanos se subvencionará la adecuación de espacios y locales para salas de comercialización anexas al taller, el equipamiento y mobiliario comercial necesario y la producción de catálogos de productos.

 

También podrá financiarse con estas ayudas la adecuación de espacios en los talleres artesanos para la formación por aprendizaje, desde las obras a realizar con este fin hasta la adquisición de equipos, herramientas tecnológicas y recursos didácticos específicos de la actividad formativa.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.