CCOO insiste en paralizar la implantación de la reforma educativa LOMCE

Comparte en redes sociales

CCOO de Extremadura ha indicado que seguirá pidiendo a la Administración regional que haga lo posible por paralizar la implantación de la LOMCE en la ESO y el Bachillerato porque perjudica al personal docente.

Si bien se ha atendido en parte la reclamación del sindicato para que no se tenga en cuenta la LOMCE en el desarrollo de las oposiciones que hoy inician el plazo de solicitud, librando así a los aspirantes de un trastorno a las puertas de los exámenes, la Federación de Enseñanza de CCOO de Extremadura insiste en la necesidad de detener la implantación de la reforma educativa.

 

La Administración, añade el sindicato, que un primer momento trató el desarrollo curricular LOMCE de estas etapas con mucha reserva, hace apenas un mes publicó el proyecto y abrió una cuenta de correo electrónico para recibir las aportaciones públicas. Han llegado de los docentes, pero CCOO duda que el resto de la comunidad educativa, alumnos, familias y personal no docente de los centros educativos, tenga conocimiento de esta posibilidad.

 

Desde CCOO se propone a la Junta de Extremadura que haga un esfuerzo por llegar al consenso; que promueva foros y encuentros reales, no virtuales, para conocer la valoración de los verdaderos profesionales que dotan de calidad a nuestro sistema educativo, independientemente de la normativa en vigor.

 

También reclama que se plantee ante el Ministerio de Educación una moratoria en la aplicación de la reforma, con la iniciativa de congelar la implantación de la LOMCE en los institutos hasta que al menos finalicen los procesos electorales.

 

El sindicato recuerda, una vez más, que Extremadura ha sido la única comunidad autónoma que ha tenido una Ley de Educación consensuada entre todos, tras un largo proceso. Solo una ley así es capaz de dar estabilidad al sistema educativo y tranquilizar tanto a los trabajadores como a los alumnos y sus familias. Es posible seguir siendo la única que mantenga ese consenso, solo con dar el tiempo suficiente y no plegarse a las prisas que conllevan las citas electorales.

 

Diversos colectivos de profesorado ven como el proyecto que pretende sacar adelante la Administración regional afecta directamente a las horas de docencia que van a impartir en la enseñanza secundaria obligatoria y postobligatoria, y así se lo han hecho saber a la Consejería y a CCOO.

 

CALIDAD DE CONTENIDOS

 

Más preocupación genera, sin embargo, la calidad de los contenidos que se pueden impartir con la LOMCE, no solo restringiendo horarios en algunas materias, sino también sometiéndolos a la tensión de superar “estándares de aprendizaje” y futuras reválidas que, a la larga, dotarán de un mayor peso a los contenidos “más instrumentales” para este gobierno: las matemáticas, la lengua y los idiomas.

 

Los docentes de Geografía e Historia, por ejemplo, están preocupados porque el siglo XX de la Historia de España puede dejar de impartirse, al haberse limitado la carga horaria en su asignatura.

 

El profesorado de Tecnología considera que hay un “vacío tecnológico” en los cursos superiores de la ESO, a la vez que la administración pretende que el alumnado más joven curse la asignatura, sin tener los conocimientos matemáticos y científicos necesarios.

 

Por otra parte, la música, abandonada a la deriva y considerada como materia optativa, puede acabar desapareciendo de las aulas durante unos años, algo que empobrecería el bagaje cultural del alumnado y, lo que es peor, condenaría a muchos jóvenes al desconocimiento de una de las expresiones artísticas más sublimes.

 

Siendo la norma ministerial muy rígida, la Consejería ha optado por reproducir casi literalmente el Real Decreto estatal, no contemplando por ejemplo ninguna medida que tenga que ver directamente con la calidad de la enseñanza. No hay reducción del número de alumnos por aula, se restringe la optatividad y no se asumen las competencias que la Ley da a la Comunidad Autónoma para explorar y profundizar con propuestas que afectan directamente a la calidad de la enseñanza.

 

En definitiva, CCOO reclama aparcar las prisas, el ritmo frenético e improvisación normativa y reguladora. Tampoco es conveniente el solapamiento de procesos de negociación  (mesas técnicas y sectoriales) y de participación  (Consejo Escolar), despreciando el auténtico sentido y objetivo de ambas.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.