Antonio R. Osuna: “Pedro Acedo es un mal estudiante que ahora quiere recuperarlo todo”

Comparte en redes sociales

Emeritense de nacimiento, casado, con 40 años recién cumplidos, hostelero de profesión, diputado socialista en la Asamblea de Extremadura por vocación, se presenta como la única alternativa factible para desalojar a Pedro Acedo del sillón de la Alcaldía de Mérida. Para ello, ha elaborado un programa electoral muy completo que está dividido en seis grandes bloques:

[Img #43252]Transparencia, regeneración democrática y participación. Turismo, economía, comercio y empleo. AVE y desarrollo logístico. Mérida habitable y sostenible. La ciudad de las pequeñas cosas. Y ciudad de los valores, nuestros mayores. Asegura que Acedo no ha hecho nada en esta legislatura y que se ha pasado cuatro años en Madrid, abandonando Mérida, y ahora, como un mal estudiante quiere recuperarlo todo.

 

¿Qué recuerdos tiene de la niñez en su Mérida natal?

 

Tengo muchos. Yo nací en el Hospital de San Juan, la actual sede de la Asamblea de Extremadura; viví en la travesía de Parejo, donde mi padre era autónomo, se dedicaba a la producción de plantas ornamentales. Mi madre comenzó trabajando en Telefónica de operadora, y por tanto, gran parte de mi infancia la pasé jugando en esa calle. Posteriormente nos fuimos al Polígono Nueva Ciudad, a los pisos de Telefónica, y si me tengo que quedar con algo eran los días en que solían ir al aeroclub de Mérida, del que era piloto, tenía dos ultraligeros en sociedad, eran tres socios, y eso hacíamos todos los fines de semana. Ahora que no lo tengo desde hace mucho tiempo pues le echo en falta. También recuerdo con cariño donde estudié, la Academia Santa Eulalia.

 

¿Cómo le están recibiendo los vecinos con los que se está reuniendo?

 

Aunque soy una persona de Mérida muy activa, que visito los barrios y participo en sus fiestas, llevo desde septiembre en que me nombraron candidato con los vecinos, conociendo todos sus problemas hy reivindicaciones. La verdad es que no hago otra cosa que estar en los barrios y en el centro de la ciudad. Tengo que agradecer el trato que me dispensan y no me he encontrado ni un solo reproche hasta ahora.

 

¿Cómo es la Mérida de su infancia a la Mérida actual?

 

Es mucho más moderna, lógicamente. Podría poner como ejemplo que cuando estábamos en el colegio nuestro espacio de ocio para hacer deporte y algún tipo de actividad física era el Circo Romano, al que entonces llamábamos el Hipódromo, y nos llevaban los jueves por la tarde. Fíjese de entonces a una ciudad con sus instalaciones, con sus zonas verdes, con numerosas potencialidades que han puesto en valor sus yacimientos arqueológicos; se le ha dado un vuelco de 180 grados. Creo que la transformación tan importante que ha tenido a lo largo de todo este tiempo ha supuesto, entre otras cosas, que sea la capital autonómica y que tenga una posición privilegiada en el contexto regional y nacional.

 

Hablando de capitalidad autonómica, ¿qué significa para Mérida el estatuto recién aprobado?

 

Realmente no es mucho más de lo que ya es Mérida en el Estatuto de Autonomía. Las únicas novedades son el reconocimiento de una prestación de servicios y  contraprestación económica, que se ha fijado en torno a los dos millones de euros, por las manifestaciones o movilizaciones que hay y que, se supone, hacen que la ciudad tenga un mayor despliegue de limpieza y medios de seguros; y aparte de eso, asuntos que el Grupo Parlamentario Socialista ha introducido como es exigir la potenciación de la Universidad, de la Alta Velocidad y del reconocimiento del valor patrimonial y ecológico de la ciudad de Mérida, poco más. Si alguien esperaba o espera que este Estatuto de Capitalidad resuelva los problemas de Mérida está confundido. Entiendo que alguien ha querido vender esto como la panacea y la solución a los problemas de la ciudad y eso es falso. No dejan de ser dos millones de euros que antes venían por transferencia de la Administración, ahora no la quitan y viene a través del Estatuto. Para que los ciudadanos se hagan una idea: en Mérida se han invertido todos los años de seis a diez millones de euros en obras de infraestructuras. La última gran obra de la Junta de Extremadura fue la Ciudad Deportiva. Eso vale por seis o siete años de Estatuto. Entonces, de qué nos valen que nos den dos millones y ninguna obra de infraestructura. El Estatuto de Capitalidad supone un reconocimiento al esfuerzo que Mérida y sus ciudadanos hacen para hacer más amable la capital y poco más.

 

Mérida ha tenido en la democracia actual gobiernos del PSOE y del PP. ¿Qué diferencias ha habido entre unos y otros?

 

Mire, cualquier ciudadano de Mérida lo ve. Hay una pregunta que se puede plantear: ¿Cuántos colegios, cuántas guarderías, cuántos centros de salud, cuánto servicio público ha puesto en marcha el Partido Popular y Pedro Acedo. La respuesta es cero, absolutamente nada. Entonces, en qué se ha caracterizado la época de transformación del Partido Socialista: en las infraestructuras básicas viarias, que hicieron una ciudad que no tenía agua potable en muchas calles en Mérida en 1979, de eso hasta la consecución de la capitalidad, la transformación de la ciudad con servicios educativos, servicios de todo tipo, hasta la Junta de Extremadura. ¿Qué destacaría de la época de Acedo? El boom urbanístico. Por lo tanto no hay comparación entre la gran transformación de la ciudad que ha hecho el PSOE con lo realizado por el PP y Pedro Acedo, no hay ni punto de comparación.

 

No cree usted que Mérida ha crecido de una forma un tanto desordenada…

 

Pues sí, estoy convencido de eso, y la prueba está en que hay un torno a cuatro mil viviendas que están paradas pero que tienen su aceptación para comenzar a construir y otras seis mil en el PGOU proyectadas. Alguien estuvo pensando que Mérida iba a crecer mucho más de lo que ha crecido. Se ha hecho una mala gestión del Urbanismo en Mérida y quien ha gestionado esa mala expansión de la ciudad ha sido el PP. Porque no se entiende que haya barriadas tan alejadas del centro de Mérida y con tanta falta de servicios.

 

[Img #43251]Usted ha prometido construir un colegio público en El Prado

 

Sí, en  elorden de prioridades, la primera necesidad educativa que existe es ésta. En El Prado hay prácticamente dos mil viviendas, que tienen un gran peso social, que viven desde el Palacio de Congresos hasta el polígono industrial, y no sólo tienen carencia de un centro educativo: allí no hay un centro comercial, no hay zonas verdes excepto el margen del río que está abandonado, tienen problemas de habitabilidad y salubridad, y tienen un problema de viviendas vacías como son Los Álamos que un alcalde de esta ciudad tiene que coger el problema de raíz y yo lo voy a solucionar, trasladándole a las entidades financieras que se transformen en viviendas de protección oficial. Por lo tanto, hay que dignificar una zona como es El Prado, que junto a La Calzada y a Monte Alto con las tres barriadas que Pedro Acedo y el Partido Popular han abandonado en esta legislatura.

 

Su programa electoral se compone de seis grandes bloques. Si tuviese que elegir, ¿con cuál se quedaría?

 

Sin duda, el de las personas. El principal problema de Mérida es el empleo y derivado de éste la carencia de los servicios públicos y el papel importantísimo que están haciendo las personas mayores que son las que están asumiendo la carga familiar. Por tanto, si hay que poner por delante algo en esta legislatura son las personas, garantizar el empleo con una dotación de un millón de euros anuales y la creación de planes públicos y privados de empleo, los servicios sociales, un buen transporte público, una buena limpieza viaria y las mínimas condiciones para que la gente pueda desarrollar su vida. Sé que es difícil, y que los ciudadanos dirán que las promesas de empleo se han hecho en todas las elecciones, pero les garantizo una cosa: es responsabilidad del alcalde, y será mi responsabilidad, que se genere empleo. Yo no voy a decir nunca que es responsabilidad de otra Administración. Podré decir que he fracasado, pero sin empleo no hay posibilidad de avanzar en una ciudad.

 

¿Se ve usted alcalde de Mérida?

 

En ocasiones me han aconsejado que no lo diga pero sí me veo alcalde, porque amo a esta ciudad, porque me veo con capacidad para solucionar los problemas de mis vecinos, por tanto me veo capaz de atender esa responsabilidad y de solucionar los problemas que en esta legislatura no ha solucionado el Partido Popular, con un alcalde que ha estado en Madrid más tiempo que en Mérida.

 

¿En qué ha beneficiado a Mérida que Pedro Acedo sea senador?

 

En nada, solo a él mismo y a su vida personal. A Mérida no le ha beneficiado en nada. No ha habido una sola gestión que el alcalde de Mérida haya hecho con la Administración Central o Regional para beneficiar a la ciudad y eso lo sabe todo Mérida, hasta los votantes del PP. Pero estos cuatro años de Pedro Acedo han sido los peores y la peor legislatura desde que es alcalde. Es un mal estudiante que quiere recuperar todo a última hora.

 

¿Pero algo habrá hecho bueno?

 

Sinceramente le digo que no. No ha beneficiado al empresariado en la ciudad, no ha puesto encima de la mesa un desarrollo de ciudad a largo plazo, no ha hecho nada… El Partido Popular ha ido a golpe de impulsos, pero no tienen un modelo de ciudad como tenemos los socialistas. Lo que le ha faltado fundamentalmente un proyecto de ciudad en el que nosotros hemos trabajado profundamente y tenemos muy claro qué queremos para Mérida, cómo tiene que ser su desarrollo. Miedo me da porque lo único que ha hecho es el urbanismo descontrolado y desestructurado. Mire, yo me he propuesto hacer una campaña limpia, positiva, que la gente sepa que somos personas distintas como valores y propuestas diferentes. Pero una cosa puedo decir: si soy alcalde de Mérida, a mí no me van a ver jamás en una foto con personas implicadas en una operación como la “Pünica” de cacería y gratis. Los ciudadanos de Mérida tienen que tener muy claro que sólo hay una opción real para quitar a Pedro Acedo de la Alcaldía: y esa pasa por el Partido Socialista y por Antonio Rodríguez Osuna.

 

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.