CCOO afirma que la crisis está lejos de resolverse en Extremadura

Comparte en redes sociales

El Gabinete Económico de CCOO de Extremadura ha elaborado un estudio que, según indica el sindicato, “revela que la crisis está lejos de resolverse en la región y que sus consecuencias más negativas, el aumento intenso del desempleo y pobreza, van a seguir durante muchos años mientras no haya políticas de estímulo y de protección social”.

Este estudio, que lleva por título “Situación de la Economía Extremeña, Mercado de Trabajo y Presupuestos Generales de Extremadura 2015” describe detalladamente, indica el sindicato, el contexto actual con un análisis de datos desde 2007 hasta el presente y refleja la falta de rigor con la que el Gobierno de Monago elabora los presupuestos de la comunidad.

 

A la luz de estos datos, se pone de manifiesto que, “por mucho que los voceros gubernamentales den por muerta la crisis, la situación de la mayor parte de la población ha empeorado y los síntomas de la recuperación son sólo consecuencia de que se ha tocado suelo en desplome que ha sufrido la economía regional”.

 

Con las actuales tasas de paro, precariedad, pobreza y paro de larga duración y con la importante destrucción del tejido productivo y del empleo, señala CCOO, “es indecente plantear y abanderar la salida de la crisis desde una óptica tan optimista como hace el presidente extremeño sólo y exclusivamente por sacar un rédito electoral”.

 

El repaso a los indicadores económicos advierte recuperaciones parciales en algunos aspectos de la economía extremeña que se deberían abordar con mucha cautela y siendo conscientes de que la recuperación tiene pies de barro y no viene acompañada de muestras claras de que se recobren muchos de los puestos de trabajo que se han destruido en los últimos siete años.

 

Por ejemplo, Extremadura sigue teniendo el PIB per cápita menor del país  y la relación entre el PIB y el empleo pone de manifiesto que la evolución del mercado de trabajo regional es peor que la del conjunto de España.

 

En Extremadura la pérdida de empleo es más acusada, incluso cuando la economía se comporta mejor que en el entorno estatal. “Este fenómeno está estrechamente relacionado con la mayor precariedad y temporalidad del  mercado de trabajo extremeño, que destruye más fácilmente empleo en las frases recesivas y el que genera en las fases expansivas es bastante más precario y temporal”.

 

La composición del PIB en función de las distintas rentas, revela la merma que ha sufrido la remuneración de los asalariados dentro de la producción o riqueza de la región fruto de la devaluación salarial sufrida durante los últimos años.

 

REMUNERACIÓN DE LOS ASALARIADOS

 

En el ejercicio 2014 la remuneración de los asalariados en Extremadura representó el 45,5 por ciento del PIB. En los últimos cuatro años se han perdido prácticamente tres puntos porcentuales, siendo reflejo del importante deterioro de los salarios y favoreciendo, de otro lado, el aumento los excedentes empresariales y su representación sobre el total del PIB de la región, que crecieron un 2,3 por ciento.

 

Aunque todo parece indicar, en términos macroeconómicos, que se ha tocado fondo en la destrucción de empleo, el balance de la crisis en Extremadura deja un total de 67.000 personas paradas más que en 2007. Del total del empleo destruido en los últimos tres años el 85 por ciento fue por cuenta ajena.

 

Si bien el empleo asalariado fue el que protagonizó la mayor caída en términos porcentuales, la población ocupada también se redujo entre aquellos que trabajan por cuenta propia a un ritmo del 3,85 por ciento acumulado desde 2011 a 2014.

 

La tasa de paro en Extremadura durante los años de crisis ha llegado a superar el 35 por ciento en algunos momentos, situándose a finalizar 2014 todavía casi en el 30 por ciento. CCOO ha puesto la alarma repetidamente sobre la subida galopante del paro de larga duración. En el año 2007 en Extremadura del total de 61.900 personas en paro, solo 10.600 llevaban más de dos años en paro, un 17 por ciento. Actualmente ese porcentaje se ha disparado a un insostenible 41 por ciento. Del total de 150.100 personas desempleadas, 62.000 acumulan dos años o más en paro.

 

Muy preocupante es también que la tasa de cobertura del sistema de protección al desempleo haya bajado más de 16 puntos desde 2010 en Extremadura, ejercicio en el que alcanzó su máximo valor.

 

La combinación del aumento del paro de larga duración junto a la disminución de la protección social colocan a miles de extremeños y extremeñas en una situación personal y familiar dificilísima, sin que el Gobierno regional, mucho más preocupado por maquillar las estadísitcas, actúe para atender a este gravísimo problema.

 

El estudio de CCOO de Extremadura también analiza con profundidad las cuentas de la Junta de Extremadura, “evidenciando que el Gobierno de Monago sigue sobreestimando los ingresos públicos de sus presupuestos y que se han inflado algunos capítulos como la enajenación de inversiones”.

 

Extremadura fue la comunidad, junto con Valencia, que el pasado año registró un mayor error en la previsión de ingresos, quedándose a más de diez puntos de sus pretensiones presupuestarias. Que fuera con Valencia una de las comunidades con mayor déficit o la frivolidad con la que se trata el asunto de la deuda histórica, muestran la falta de rigor en la elaboración de los Presupuestos por parte del Ejecutivo de Monago.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.