EL NINGUNEO DE LA LENGUA ESPAÑOLA

Comparte en redes sociales

[Img #43432]Comienzo el artículo, con un “mantra”, que iré repitiendo, en cada uno de ellos, por si sirviera de algo: “Poned la cruz en la casilla de la Iglesia, en la Declaración de Renta. Ganaremos todos.”

 

A veces en esas campañas, abiertamente anticatólicas, aunque quieran disimularlo, se habla de las “enormes subvenciones” que el Estado le concede. He recogido un folleto del Comedor Social de Mérida, que llevan las Monjas del Padre Santa Catalina, nacido en Mérida. Esta es la proporción; Donativos 33%. Cuotas socio/as 61%. Subvenciones 6%.

 

Pero ya que hemos pasado el día dedicado al día del Libro, y por ende, a la lengua española, basta darse una vuelta por nuestras calles, o simplemente ver cualquier periódico, digital o no, para ver el ninguneo al que se está sometiendo el idioma español, por parte de los políticos y Administración general, incluso por la publicidad. Tras salir, de la Dictadura, con la represión del erotismo, las  imágenes publicitarias que “vendían”, eran las de señoras estupendas con la mayor superficie de carne posible a la vista. Ahora, la modernidad es soltar una frase en inglés, que nadie entiende pero que pretende mostrar su “universalidad”.

 

[Img #43431]El español, nunca ha sido  suficientemente defendido ni dentro ni fuera de nuestras fronteras por nuestros políticos, yo creo que acomplejados para no ser considerados pueblerinos, cosa que no tienen ingleses, alemanes y mucho menos los franceses, muy orgullosos de su lengua. Algunos se han “cubierto de gloria” por discursos o frases en inglés, que sólo han demostrado sus carencias. Podríamos recordar la famosa frase de Ana Botella; “A relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor”  pero no hace falta ir tan lejos, la publicidad de la Junta de Extremadura mete continuamente frases en inglés, como para demostrar que estamos a la última,  y que no somos tan atrasados ni pueblerinos  como el tópico, ha divulgado, algo que sin duda se lo debemos a un Dictador, que abortó el crecimiento de muchas regiones españolas, con el convencimiento de que si llenaba Cataluña y el País Vasco de españoles de otras partes y les proporcionaba suficientes medios e inversiones para que no tuvieran que irse, estos inclinarían la balanza hacia la “España  Una”. Nada más equivocado como la historia reciente nos ha hecho ver. La presión sobre los “unionistas” en estas regiones  se ha producido con un auténtico “acoso” ( véase que la palabra más utilizada es bullying) que se resume en ese cartel de un Ies,el Joan Oliver, en el que se lee, “al compañero español, intégralo, o margínalo”. Este ninguneo o presión contra la lengua española como elemento de cohesión, fomentando el inglés, no sólo se siente en Comunidades como la Catalana, que ha producido una inmersión lingüística en el catalán normativo, cuya gramática  fue publicada por el Ingeniero Industrial y amante de la filología,   Pompeu Fabra, cuyo nombre es también cada vez más ninguneado, para no mostrar la corta vida de ese idioma catalán actual, resultado de ir cogiendo de aquí y allá para hacer una lengua, que ahora quieren imponer frente al español, al que denominan “castellano” para mantener ese sentido subliminal de “lengua Autonómica”, que no tiene por qué prevalecer frente a la catalana. La presión contra el español se ha hecho habitual, hasta en Aragón en donde llama la atención, la petición de Podemos, que preside Echenique  “centrando su campaña en la “protección” de la “lengua aragonesa” .

 

Todo sea ir ninguneando al Español, que constituye el segundo idioma más hablado del mundo, por encima del Inglés, y subiendo, por la difusión en EEUU, pero al que nuestros acomplejados políticos ningunean. No les perdonaré la dejación del mismo que hicieron en el Parlamento Europeo. ¿Quién habla en el Mundo el Francés, o el Alemán? Poca gente, e incluso a veces un francés ininteligible, como el Creole haitiano. ¿Por qué no defendieron el Español como lengua oficial de la UE?

 

Pero es que,  en nuestra vida diaria , ya hay un número importante de palabras que hemos adoptado,  y que se están apoderando de nuestro lenguaje que no cuesta nada utilizar, eso sí, ya hay que hacer un pequeño esfuerzo. ¿Por qué llamar “selfie” a lo que es una “autofoto”,  con un significado profundo, y cargado de poesía, cuya etimología proviene del griego ; autos ( por sí mismo) y fotos (genitivo de fos, “luz”), lo que se podría decir algo así como “la luz que uno emite”. ¿No es más poético?

 

Tener gratis una joya de muchos quilates, heredada de nuestros antepasados, como es el Español y preferir bisutería, porque brilla más, nos da idea del nivel cultural al que hemos llegado, de lo que da imagen cabal el que hasta un 25% de los españoles, cree que el sol gira alrededor de la Tierra, y que los programas de la Belén Esteban sean de  lo más visto, en nuestras pantallas.

 

Dicen que cuanto más se llora, menos se mea, creo que después de estas reflexiones, voy a tardar una temporadita en ir al servicio. Porque la lengua española, bien nos podría demandar por abandono y malos tratos, y seguro que ganaría, aunque vete a saber, como está la justicia ahora, ya ni se sabe.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.