1.800 bebés han nacido en los últimos 10 años gracias al Centro Extremeño de Reproducción Asistida

Comparte en redes sociales

Un total de 1.800 bebés han nacido en los últimos diez años en Extremadura con la ayuda de los tratamientos que el Centro Extremeño de Reproducción Humana Asistida (Cerha), sito en Badajoz, pone a disposición de todos los ciudadanos de la comunidad.

 [Img #43435]Las instalaciones, dirigidas en la actualidad por la ginecóloga Maria Macedo, han ido evolucionando e incorporando nuevas técnicas con el objetivo de ayudar a aquellas mujeres que presentan problemas a la hora quedarse embarazadas.

 

   En este sentido, el Cerha ha incorporado en su cartera de servicios, como la posibilidad de congelar los ovocitos a aquellas pacientes que se encuentran sometidas a tratamientos agresivos de radioterapia o quimioterapia, algo que ya se venía haciendo con los hombres.

 

PERFIL DEL PACIENTE

 

 María Macedo ha explicado que la cartera de servicios va más allá de la reproducción, con otros como la congelación de semen de pacientes oncológicos en edad reproductiva, biopsias testiculares para obtención de espermatozoides, seminogramas diagnósticos y postvasectomías, capacitaciones in vitro mediante técnica de swim-up y gradientes.

 

   El objetivo es favorecer la reproducción en aquellas parejas que desean formar su familia y no pueden, teniendo en cuenta que la edad “mínima” para iniciar un tratamiento son 18 años, y la máxima 40.

 

   En cuanto al perfil de las mujeres que son susceptibles de someterse a un proceso de reproducción asistida, Macedo ha apuntado a casos de endometriosis, de mujeres con ovarios poliquísticos o aquellas que están inmersas en un tratamiento contra el cáncer.

 

   No obstante, ha asegurado que desde la apertura del centro, se han producido 400 embarazos “espontáneos” en mujeres que se encontraban en espera. A su vez, las esterilidades cuyo origen es “desconocido” suponen un 15 por ciento.

 

   Preguntada por si existe “prioridad” a la hora de tratar a unas pacientes frente a otras, ha asegurado que no, pero que en los casos de “endometriosis grave”, en las que la enfermedad “se come los ovarios” en apenas dos o tres meses, sí suelen priorizarlos, “sin que repercuta la lista de espera”.

 

   “El equipo hemos decidido hacer una paciente más cada semana, de manera que no echamos a nadie más de la lista por atender a esa paciente aquejada de una endometriosis grave”, ha subrayado la directa del Cerha.

 

EXPERIENCIA DE LOS PACIENTES

 

   Este año se cumple el décimo aniversario del inicio de la actividad del centro extremeño, y con el objetivo de conmemorar dicha fecha, este pasado miércoles, día 22, se celebraron unas jornadas en el hospital Infanta Cristina para analizar el pasado y futuro del Cerha.

 

   En dicho encuentro, también hubo espacio para las “verdaderas protagonistas”, tal y como se refiere Macedo a las pacientes que se han sometido a algunos de los tratamientos de reproducción asistida durante este periodo, y que representan los distintos perfiles de mujeres que deciden acudir al Cerha.

 

   En este grupo se encuentra la vicepresidenta de la Fundación Triángulo, Silvia Tostado, que defendió que “todas aquellas personas que quieran tener una familia más grande puedan hacerlo con independencia del color de dicha familia o de quien la conforme”.

 

   También aseguró que en Extremadura “las cosas están bastante bien”, en lo relativo al acceso a tratamientos de reproducción asistida por parte de mujeres lesbianas, aunque considera que “no hay que bajar las manos, porque aun quedan muchas cosas por hacer”.

 

   Para Tostado, esta realidad “es fruto” de “muchos años de trabajo de mucha gente” y de “reivindicaciones” para conseguir que todas las personas tengan “los mismos derechos”.

 

“TE SIENTES FRUSTRADA”

 

   También compartió su experiencia Fátima Piqueras, madre de dos hijos concebidos por medio de inseminación y un tercero que llegó de forma espontánea y “no en bote frío”, aseguraba.

 

   “Cuando estás en esta situación te sientes incomprendido, porque si una mujer decide no tener hijo, pues es su decisión. El problema es cuando los quieres tener y tu cuerpo no te responde; es cuando te sientes vacía, frustrada y te enfadas con todo el mundo”, explicaba.

 

   Con Fátima el proceso fue un “periplo” porque tuvo varias complicaciones, como un embarazo bioquímico y varios cortes en los tratamientos “porque ovulaba a lo bestia”.

 

   Sin embargo, consiguió quedarse embarazada de su primer hijo, tras cinco años, pero el bebé nació con una enfermedad rara, lo que le provocó una depresión. Después de esto, decidió recurrir nuevamente a la inseminación para concebir su segundo hijo, que llegó al mundo “sin problemas”. “Yo soy el reflejo de que los tratamientos funcionan, y que luego se abre la caja de pandora”.

 

   Durante su intervención Fátima destacó “el apoyo” recibido por parte de “todo” el personal del centro porque –tal y como aseguraba– “vives en una situación complicada, que solamente entiende, quien ha pasado por esto”.

 

INVESTIGACIÓN EN FAVOR DE LA ENDOMETRIOSIS

 

   Finalmente, junto a Silvia y Fátima, otra paciente del Cerha, diagnosticada con endometriosis y en representación de la Asociación Extremeña de Afectadas por la enfermedad, también compartió su historia durante la jornada.

 

   Ana Fernández mostró una realidad “que duele en el alma”, y también “físicamente” a consecuencia de una enfermedad que sufren “miles de mujeres en Extremadura” que las “incapacita” para desarrollar su vida laboral, las “obliga” a pasar “días y días en cama” y “hunde” sus relaciones sociales.

 

   Por ello, demandaba “una mayor concienciación, preparación e investigación” de la endometriosis, debido a que es una patología “muy común” pero que, sin embargo, “tarda años” en determinar su presencia, cuando el diagnóstico precoz “no arrebataría a nadie el derecho de ser madre”.

 

   “Estoy orgullosa de haber luchado sin perder la esperanza y agradecida con los trabajadores del centro por cuanto me han ayudado en el proceso”, argumentó.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.