En 2014 había 188.671 menores de edad, Un 17,2 por ciento de la población total

Comparte en redes sociales

El Observatorio Permanente de la Familia y Infancia, adscrito a la Dirección General de Política Social y Familia, ha celebrado en Badajoz su tercera sesión plenaria en la que, entre otras cuestiones, se han analizado los resultados del primer informe autonómico sobre datos demográficos de la infancia y la adolescencia.

[Img #43547]El estudio, que en breve estará en la web del observatorio (https://ciudadano.gobex.es/web/observatorio-de-la-familia-y-la-infancia/), muestra datos relativos a la población, lugar de residencia, índices de natalidad, mortalidad y migraciones por provincias y por agrupaciones municipales estadísticas registrados durante los años 2013- 2014.

 

Entre ellos, que durante el 2014 la población menor de 18 años alcanzó las 188.671 personas, un 17,2 por ciento de la población total extremeña, lo que sitúa a la región diez décimas por debajo de la media nacional en cuanto a población menor de 18 años; que hay más chicos que chicas, un 51,3 por ciento frente al 48,7 por ciento o que el porcentaje de menores de otros países residentes en la comunidad es del 3,9 por ciento, en su mayoría procedentes de Europa (22,8 por ciento).

 

Estos datos, según ha informado la consejera de Empleo, Mujer y Política Social, María Ángeles Muñoz, “permiten obtener un conocimiento actualizado sobre la situación socio-demográfica de la población infantil y adolescente en nuestra comunidad que es esencial para orientar las políticas informadas de apoyo y protección a la familia y la infancia porque para mejorar el seguimiento de sus derechos es necesario conocer su realidad”.

 

Muñoz ha explicado que este estudio es la primera de una serie de publicaciones con las que se completará un riguroso estudio sobre la realidad de la infancia y la adolescencia en Extremadura.

 

El Observatorio Permanente de la Familia y la Infancia en colaboración con la Universidad de Extremadura trabajan ya en el próximo estudio, que aportará datos sobre la situación de la infancia y la adolescencia en situación de riesgo y desamparo, así como de sus familias.

 

 “Se trata de profundizar en el conocimiento de la infancia más vulnerable de nuestra  región, que está siendo víctima de un cuidado negligente, o bien no están siendo satisfechas sus necesidades básicas de forma adecuada,  para llevar a cabo nuestro compromiso de protección y salvaguarda de sus derechos desde el marco que nos da la Convención sobre los Derechos del Niño”, ha argumentado Muñoz.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.