Digital Extremadura

EL ESCUDO DE LA FALANGE PRESIDE LAS OBRAS DEL PARKING

Comparte en redes sociales

[Img #45055]El caso es que el tiempo de espera en un entorno urbano te da ocasión para fijarte en las fachadas y sus configuraciones. Eso era justamente lo que hacia este sábado a las 0830H esperando a un amigo en la puerta del Banco de España de Cáceres para ir a la promesa del cargo del Presidente Vara, que el viaje es más ameno platicando con alguien que sólo. En la demora recorrí los frontispicios, me gusta hacerlo, quizás por deformación profesional. Sorpresa: en todo lo alto, presidiendo lo que hoy es sede organizaciones sindicales y empresariales y en tiempos de la segunda dictadura, la de Franco, era la Delegación de Sindicatos, me encuentro, coronando un edificio de ocho plantas el yugo y las flechas, símbolo del partido único del régimen, que tras una cruda y durísima guerra civil y traicionar a todo el mundo dejó España sin República, sin Rey y sin  libertades durante 40 años.

Cuando era diputado, interpelé al Consejero de Cultura de la Junta sobre el mantenimiento de la leyenda «Jose Antonio, Presente» frente al conjunto monumental del entonces proyecto de Parador Nacional de Turismo. Entonces no había ley de memoria histórica. Ahora sí, pero parece dar igual.

¿A qué espera la Señora Alcaldesa para propiciar su retirada? Y los grupos municipales? ¿O estamos más preocupados de no parar las obras del parking por que vendemos sus plazas de garaje a 200 euros de comisión cada una?

Me ofende su dejadez y la dejadez de todos. Sindicatos y Empresarios cohabitan bajo tan desagradable signo. ¿Es admisible?

Yo pido desde aquí, como pedí en su momento desatorar el asunto. No me tinca. Quiten vuestras mercedes ese escudo por favor y cambien el nombre de la Avenida, Primo de Rivera, Miguel, fue el primer dictador del siglo XX, ya está bien. Con inteligencia, dediquen la calle a Primo de Rivera, Don Fernando, Teniente Coronel de Caballería laureado por su heroísmo en el Igan, Anual, 1921. Época constitucional y parlamentaria de España. Me pide el cuerpo pedir el cambio también del parque de Calvo Sotelo, pero no es igual, Don José fue un político asesinado en un acto terrorista antes de la guerra civil, no es franquismo, ni dictadura por tanto, si bien es cierto como ya se ha hecho en algún sitio puede dedicarse a Don Leopoldo, su sobrino, de mismo apellido y Presidente del Gobierno en época constitucional  y parlamentaria de España también. Soluciones sencillas de monto nulo, como es claro.

 
Pero más ofensiva es la desgana en quitarlo que su presencia en sí. Cada uno tiene sus víctimas, yo he interiorizado el sufrimiento de los demás, de cualquier signo y condición, como propio, es la única manera, los perseguidos no pueden ser selectivos. El antifascismo no puede tener color, pero permitan que recuerde a los militantes carlistas, que lucharon por el Rey y no por Franco y que fueron internados en campos de concentración al terminar la guerra civil. En ellos compartieron miseria y persecución con los militares republicanos. Los últimos fueron vilmente asesinados en Montejurra en 1976, Ricardo y Aniano.  Sea por ellos, sea por  todos


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta