Digital Extremadura

UPA-UCE Extremadura rechaza el «mal funcionamiento» del seguro por compensación de pérdida de pastos

Comparte en redes sociales

La organización agraria UPA-UCE Extremadura ha advertido «nuevamente» del «mal funcionamiento» del seguro por compensación de pérdida de pastos, y ha exigido «celeridad» en el pago de las indemnizaciones.

[Img #45186]En nota de prensa, recuerda que más del 60 por ciento de las pólizas que se realizan en esta modalidad son extremeñas, aunque los ganaderos «están dejando de contratar este seguro porque no responde a sus necesidades».

  

Asimismo, reconoce que el seguro de compensación por pérdida de pastos «nunca cubrirá todas las pérdidas reales de la explotación», pero espera que haya «modificaciones» en el cálculo de las indemnizaciones para que éstas den una respuesta «más profesional» a los ganaderos extremeños y les permitan «seguir adelante» con su actividad.

  

Tras una primavera «sin apenas precipitaciones», explica que los últimos datos de Agroseguro al respecto «corroboran que la región no percibirá las compensaciones que le corresponden al no declararse sequía en comarcas ganaderas como Azuaga y Herrera del Duque».

  

En esta línea, tras señalar que Agroseguro ha dado a conocer los datos del seguro de compensación por pérdida de pastos de junio, mes que cierra la cobertura de este año, UPA-UCE Extremadura vuelven a criticar que los datos aportados «no se corresponden» con la realidad climática que se ha vivido en la región».

  

«Tras la primavera más seca en años, hay comarcas que no van a percibir indemnización alguna porque Agroseguro no da sequía», señala el responsable de Seguros Agrarios en UPA-UCE Extremadura, Antonio Prieto.

 

SIN INDEMNIZACIÓN

  

Añade al respecto que los ganaderos de comarcas como Azuaga o Herrera del Duque, que han padecido la «ola de calor» y cuya «falta de lluvias» es «clara», no percibirán –indica– «ninguna indemnización al no declararse sequía en estas comarcas». En la misma línea, apunta que otros, como los pertenecientes a Jaraíz de la Vera y Hervás, «no cubrirán siquiera los costes del seguro».

  

Para UPA-UCE Extremadura, esto se traducirá en un «descenso» en las contrataciones de la próxima campaña, ya que los ganaderos se sienten «desprotegidos» con este seguro.

  

«Los ganaderos pagan más por un seguro que ahora no les cubre la sequía que padecen», ha declarado Antonio Prieto, quien hace referencia a la «retirada» de los «apoyos públicos» a los seguros agrarios «debido a los recortes de los últimos años, que han desincentivado la contratación de los seguros agrarios en la región».

  

Además, exige a Agroseguro «celeridad» en el pago de las indemnizaciones a los ganaderos, ya que «hasta ahora han tenido que afrontar en solitario las pérdidas de su explotación», lo que según indica los ha dejado en una situación «muy complicada».

 

REVISIÓN

  

En este sentido, la organización explica que ha trasladado a Enesa (Entidad Estatal de Seguros Agrarios) la «necesidad» de revisar el seguro por compensación de pérdida de pastos para que resulte «útil» a los ganaderos.

 

  «Proponemos que además de la lectura del satélite haya peritaciones zonales entre los meses de abril y junio», señala UPA-UCE Extremadura, que también apunta a que sería «más eficaz» si una misma comarca se dividiese en áreas, «debido a que esta puede tener distintos tipos de floración».

  

Así, apunta que un ganadero de vacuno de la comarca de Badajoz va a cobrar una media de 74 euros por animal, mientras que con la propuesta de UPA-UCE Extremadura, cobraría unos 102 euros.

  

«Si las explotaciones medias de la región cuentan con unas 50 vacas, el ganadero dejaría de percibir unos 1.400 euros al año. Si nos fijamos en el sector ovino y teniendo que la explotación media de la región cuenta con 600 ovejas, el ganadero pasaría de cobrar 10,89 euros a 15,02 euros, lo que supondría una diferencia de casi 2.500 euros por explotación», reseña.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta