Digital Extremadura

Los controles de alcolohemia en Mérida se saldan con ocho casos positivos en sus dos primeros fines de semana

Comparte en redes sociales

Los controles de alcoholemia que la Policía Local de Mérida ha realizado durante los dos últimos fines de semana en el casco urbano de la capital extremeña se han saldado con ocho casos positivos.

En total, han sido ocho positivos sobre un total de cien controles de alcoholemia realizados, según ha señalado, en declaraciones a Europa Press, el delegado de Policía Local del Ayuntamiento de Mérida, Félix Palma.

  

Según ha señalado Palma, el primer fin de semana (25 y 26 de julio) se realizaron 62 controles preventivos de alcoholemia en el centro de la ciudad y cinco de ellos fueron positivos; mientras que este pasado fin de semana, 1 y 2 de agosto, de los más de 30 controles solo en tres de los casos los conductores superaban la tasa de alcohol permitida.

  

«Es verdad que se trata de un porcentaje bajo pero lo que nos hubiera gustado es que no hubiera habido ninguna persona que condujera bajo los efectos del alcohol», ha señalado el delegado de Policía Local, quien ha explicado que son «conocedores de la responsabilidad del conductor emeritense».

  

Cabe recordar que el pasado 23 de julio, Palma anunció que a partir de ese próximo fin de semana se realizarían controles preventivos de alcoholemia dentro del casco urbano de la ciudad con la intención de «impedir que toda persona que beba alcohol en exceso ponga en peligro su vida y, sobre todo, ponga en peligro la vida de los demás conductores o transeúntes».

  

«Se trata de una obligación de la administración garantizar la seguridad de los ciudadanos de Mérida por eso creo que la pregunta no debería ser por qué se realizan estos controles ahora sino por qué no se han realizado antes», ha explicado Palma.

  

En este sentido el delegado de la Policía Local ha señalado que estos controles continuarán realizándose en distintos puntos, hasta ahora se han llevado a cabo en la zona del Puente Lusitania, porque la idea es que «no se trate de controles fijos ni en cuanto a los lugares donde se realizan ni en los días en los que se efectúan».

  

Así, Palma ha destacado que los controles se podrán llevar a cabo los viernes y sábados, solo uno de los dos días o, incluso, «puede pasar que haya fines de semana que no se hagan».

  

«Se trata de intentar concienciar a la gente de que si se bebe no se puede conducir, simple y llanamente», ha añadido el delegado de Policía Local del Ayuntamiento de Mérida.

 

BOTELLONES Y VENTA DE ALCOHOL A MENORES

  

Por otra parte, y sobre el control de los botellones que se realizan en la ciudad, Félix Palma ha señalado a Europa Press que es un tema que «preocupa mucho» al consistorio emeritense por la «suciedad que genera y la mala imagen que da».

  

«Mérida es una Ciudad Patrimonio de la Humanidad y debe dar la imagen de una ciudad amable, limpia y agradable», ha matizado Palma quien ha añadido que por ello hay que evitar «la proliferación de botellones en la zona de la Alcazaba y del Arco de Trajano como está ocurriendo».

   

 Así, el delegado de Policía Local ha indicado que lo que se está haciendo en este sentido es «disolver» los botellones en estas zonas del casco histórico «y decir a la gente que la zona habilitada para hacer botellón es el Recinto Ferial y, dentro de esta zona, en la parte más alejada de las viviendas».

  

Por último, Palma ha manifestado que la venta de alcohol a menores es un tema que preocupa al ayuntamiento «especialmente». De hecho, ha destacado, «es una de las promesas que el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, llevaba en su programa electoral».

  

En este sentido el delegado de Policía Local ha explicado a Europa Press que se está haciendo un «control y un seguimiento» de diversos establecimientos para que no vendan alcohol a menores porque en este tema, según ha resaltado Palma, «se va a tener tolerancia cero».


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta