Digital Extremadura

Una figurinista y un escenógrafo de la obra «Numancia» renuncian al Premio Ceres al Mejor Espectáculo

Comparte en redes sociales

La figurinista Maite Álvarez y el escenógrafo Damián Galán, ambos miembros del equipo del espectáculo «Numancia», han anunciado que renuncian al Premio Ceres al Mejor Espectáculo concedido a esta obra, por estar en «desacuerdo» con el «derroche» que a su juicio «presupone una noche de trasnochado glamour» como la de la gala de entrega de los citados galardones.

 «Estamos por la Cultura, no por la propaganda, conceptos antagónicos. Por todo ello y sin entra en matices, no estamos en contra de los premios, estamos en desacuerdo con el derroche que presupone una noche de trasnochado glamour», explican Álvarez y Galán a través de una nota de prensa en la que en cualquier caso muestran su «sincero agradecimiento» al jurado que ha «valorado y premiado» al montaje «Numancia».

  

En su nota de prensa, recuerdan también que hace dos años el Premio Ceres al Mejor Espectáculo de aquella edición que concedido a la obra «Los Gemelos», así como ahora este año el galardón recae en «Numancia», realizada por la misma productora y el mismo equipo creativo.

  

Añaden también que parte de ese equipo creativo y algunos actores de la compañía rechazaron públicamente la distinción «por una serie de razones sociales y económicas, explicadas en una nota de prensa que, lamentablemente, no han cambiado y en algunos casos, han empeorado».

  

En este sentido, inciden en que el cambio de gobierno en la región «no implica un cambio de criterios ni de objetivos» en sus reivindicaciones, «ni en el de muchos compañeros y asociaciones profesionales, por mejorar las condiciones de trabajo en el sector de la Artes Escénicas de Extremadura y que, por tanto, no se limitan a este puntual rechazo».

 

REIVINDICACIONES

  

En «esencia», señalan que siguen estando «en contra» de los Premios Ceres «por las mismas razones de hace dos años», en concreto, porque «racionalmente es difícil aceptar unos fastos que, en una noche, consumen el doble de lo asignado para la producción y distribución de espectáculos de todas las compañías de la comunidad y durante un año».

  

Indican al respecto que dicha cantidad «se podría destinar, entre tantos otros fines, a atender necesidades perentorias de sectores sociales muy necesitados». «Mucho más a la vista del trato que los Presupuestos Generales de este año conceden a Extremadura. Trato casi numantino, de puro acoso», insisten.

  

De igual modo, apuntan que a su juicio «no menos importante sería consolidar y dotar de infraestructuras a los espacios escénicos de la decrépita Red de Teatros de la comunidad, que permitiría que trabajos como este, y muchos otros de igual calidad, fueran disfrutados por los ciudadanos extremeños en unas condiciones más dignas».

  

Defienden además que tampoco se debe olvidar –dicen– «atender a la conservación del monumento que alberga al Festival, desde las pautas de uso que marca la Declaración de Segesta».

  

«En fin, es una cantidad lo suficientemente importante como para buscarle un destino mas acorde con los tiempo de escasez en que vivimos», señalan, al tiempo que explican que por ello recuerdan al nuevo Ejecutivo autonómico su postura pasada «en contra» de los Ceres.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta