Digital Extremadura

Piden que se cree una bolsa de casas de acogida accesibles para refugiados con discapacidad

Comparte en redes sociales

La asociación Progresar Ayudando de Cáceres (Praca) ha pedido a otras organizaciones e instituciones públicas que unan sus esfuerzos para crear una bolsa de casas o pisos de acogida accesibles para atender a los refugiados con discapacidad que pudieran llegar a Extremadura.

De esta forma se ha hecho un llamamiento al Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) y a la ONCE para que se movilicen y capitaneen este proyecto, ya que ellos «pueden ayudar a que se lleve a cabo esta iniciativa» que persigue ayudar a los refugiados discapacitados por su «alta vulnerabilidad».

 

También se solicita a la Junta de Extremadura, las diputaciones provinciales y los ayuntamientos de la región a que se unan a esta iniciativa para apoyar y acoger a los refugiados con discapacidad que huyen de las diferentes guerras que están provocando un éxodo masivo.

 

«Esta acción debe ser una tarea que englobe a toda la sociedad, pero en especial a las instituciones, empresarios, sindicatos y asociaciones»,  resalta Praca, que recuerda que ya existe un programa similar a nivel mundial que nació tras el terremoto de Haití y que se ha impulsado tras el desastre en Nepal, y al que Extremadura podría adherirse.

 

Igualmente pueden colaborar todas aquella personas que se quieran sumar a esta iniciativa «para satisfacer y adaptarse todo lo posible a las necesidades básicas y específicas que presenten los refugiados según su tipo de discapacidad, o bien colaborar de alguna otra manera con los refugiados con discapacidad que huyen de la guerra».

 

OTROS PRODUCTOS

 

Además de poner a disposición casas de acogida accesibles también se puede colaborar con productos de apoyo para estos refugiados, y donar sillas de ruedas, andadores, muletas, prótesis, etc.

 

Cabe recordar que, según el ‘Informe Mundial sobre Discapacidad’, se estima que un 22% de los refugiados tiene discapacidad y el 6% discapacidad severa.

 

Si España acepta finalmente a unos 15.000 refugiados eso supondría que unos 3.300 podrían sufrir alguna discapacidad por lo que se hace necesario tener en cuenta esta circunstancia a la hora de organizar la ayuda y la acogida según sus necesidades.

 

Ante este panorama, Praca quiere que Extremadura «sea pionera en la acogida de personas con diversidad funcional» para «demostrar al mundo que la región está preparada para «cuidar a aquellos que todos rechazan».


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta