Digital Extremadura

Cáceres muestra su rechazo a la violencia de género con mensajes en los pasos de peatones

CÁCERES
Comparte en redes sociales

El Consejo Sectorial de la Mujer de Cáceres ha organizado un acto para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer que ha tenido lugar este miércoles en el Quiosco de la Música del Paseo de Cánovas, y al que han asistido políticos de todos los grupos políticos con representación municipal, autoridades civiles y militares, así como muchos cacereños que han querido mostrar de esta forma su rechazo a la violencia machista.

[Img #47641]Tras la lectura de un manifiesto se ha procedido a pintar unos mensajes en dos pasos de peatones cercanos al céntrico paseo, que se suman así a los otros muchos que se han realizado esta pasada noche por diferentes zonas de la ciudad y en los que se pueden leer mensajes como ‘No quiero tu piropo. Quiero tu respeto’, ‘Tolerancia cero al maltratador’ o ‘Hay salida. Se puede. 016’.

 

Los mensajes, en letra azul, se han pintado en diferentes pasos de peatones del centro y de barrios cacereños y han sido colocados en la primera banda blanca más cercana a la acera de manera que, mientras el viandante esté parado, pueda leer el mensaje de repulsa a la violencia machista.

 

No obstante, el acto institucional ha comenzado con unas palabras de la alcaldesa de la ciudad, Elena Nevado, quien ha señalado que se trata de un día «lleno de dolor» por el recuerdo de las mujeres que han perdido la vida pero también «de esperanza» porque hay salida. «No se puede permitir ni una muerte», ha sentenciado la regidora.

 

Después, dos alumnos del IES Al-Qázeres de la ciudad han leído el manifiesto que se ha consensuado en el consejo y en el que se muestra la repulsa de toda la sociedad frente a la violencia hacia las mujeres. «La violencia hacia las mujeres es una de las más degradantes violaciones de los derechos humanos y continúa progresando en el ámbito global, no respeta fronteras, ni culturas, ni niveles económicos», recoge el texto.

 

Se ha recordado que el 70% de las mujeres en el mundo experimentan algún tipo de violencia a lo largo de su vida, como son las violaciones sexuales, matrimonios forzosos, mutilación genital femenina, trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, crímenes de honor, violaciones en conflictos armados, como táctica de guerra, y otras realidades que es necesario denunciar y condenar desde toda la comunidad internacional.

 

Para ello se pide que se salga a la calle y se manifieste que «la realidad de la violencia  machista se sigue prolongando, perpetuando y normalizando bajo mandatos culturales discriminatorios», añade el manifiesto.

 

Como dato, cabe destacar que en la última década en España, son más de 800 mujeres asesinadas, siendo así el tipo de violencia más extendida en nuestro país. En lo que va de año, se contabilizan ya 48 asesinatos de mujeres a mano de sus parejas y exparejas, así como tres menores víctimas y 42 huérfanos.

 

IGUALDAD LEGAL PERO NO REAL

 

«La violencia de género es consecuencia de la discriminación que sufrimos, tanto en la convivencia social, como en la persistencia de desigualdades por razón de género. Hemos conseguido una igualdad legal pero nos queda mucho camino para llevar a la igualdad real. Es una injusticia manifiesta que impide que la sociedad avance en el camino de la igualdad y el bienestar común que todas y todos queremos», continúa el texto.

 

Por ello, desde el Consejo Sectorial de la Mujer de Cáceres se recuerda este día a todas las mujeres que han sufrido cualquier tipo de violencia machista y se reivindica la lucha de tantas mujeres que han perdido la vida en su compromiso por los derechos humanos. Igualmente, se resalta la necesidad de apostar por una educación en igualdad desde la infancia y sobre todo, en la adolescencia y juventud, frente a las nuevas formas de violencia de género a través de las redes sociales.

 

Se piden también más medidas efectivas e incrementar esfuerzos y recursos en la prevención y detección de la violencia de género, así como en la atención y protección de las mujeres y de los menores, víctimas invisibles de esta lacra social. Igualmente, se insta a la participación activa para erradicar las estructuras patriarcales y las mentalidades que perpetúan una discriminación de las mujeres en la sociedad.

 

El manifiesto pide que se rechacen todas las acciones, comentarios y discursos que trivialicen la discriminación y la violencia hacia las mujeres y que denigren la imagen de las mismas, así como impulsar la concienciación de toda la sociedad para que se rompa el silencio ante la violencia contra las mujeres y las niñas, y, especialmente, involucrar en esta repulsa a todos los hombres, fomentando una cultura de no violencia.

 

El manifiesto concluye con un mensaje del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon en el que dice: «Todos somos responsables de prevenir y poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas, comenzando por eliminar la cultura de discriminación que permite que esa violencia continúe».


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *