NICO ROSBERG RECUPERA EL LIDERATO DEL MUNDIAL EN SINGAPUR.

Comparte en redes sociales

El piloto alemán ha ganado los últimos tres grandes premios, arrebatándole la primera posición a su compañero Hamilton.

[Img #52556]

 

 

GRAN PREMIO DE FÓRMULA 1 DE SINGAPUR 2.016.

 

Circuito urbano de Marina Bay, Singapur.

 

No me gustan los circuitos urbanos. Los que me leéis a menudo lo sabéis bien. Me gustan las carreras de coches y sigo muchas categorías: Fórmula 1, Indy Car, DTM… En todas ellas, las carreras urbanas pierden mucha esencia de competición. Esta es una opinión muy personal, lo se. Los coches corren menos por la ciudad y los pilotos toman menos riesgos por lo que hay menos adelantamientos. Pero reconozco su espectacularidad visual y su necesaria existencia a lo largo del año.

 

La carrera nocturna de Singapur es todo un espectáculo de luces para el espectador. El trazado iluminado, los bólidos compitiendo entre esos rascacielos, la gran noria, la bahía y todo tan bien cuidado, hacen que las imágenes aéreas sean asombrosas. Pero correr los monoplazas, no corren mucho. Y esto hace que pilotos con menos oportunidades esperen estos grandes premios como agua de mayo.

 

 

A Rosberg le da igual si compite en el veloz Monza o en el lento Singapur. Está en racha. Salió el primero y llegó el primero. Ha ganado las tres últimas carreras y lidera, de nuevo, el campeonato. Nico merece un mundial. A ver si no le puede la presión al final y consigue ganar éste.

 

Fernando Alonso volvió a dar un recital. Salió noveno y en la cortísima recta adelantó a cuatro. Es el mejor. Mantuvo detrás a los dos Toro Rosso y a Verstappen que salió muy lento. McLaren le ha dado un poco y él pone muchísimo. Sigo viendo el vaso medio lleno.

 

Carlos Sainz tuvo un toque en la salida con Hulkenberg que le arruinó su excelente calificación. Cosas de las carreras. A su bólido le colgaba una pieza lateral y le obligaron a cambiarla en la vuelta ocho. Recuperar en un circuito urbano es misión imposible y no puntuó. Misión imposible para todos menos para Vettel que salió último y llegó quinto. Bien hoy Seb. Y esta salida desde el fondo de la parrilla merece un análisis táctico de la carrera. Voy a intentarlo. Para ello seguiré utilizando los términos blandos, medios y duros al referirme a los neumáticos (en esta carrera fueron ultra blandos, súper blandos y blandos). Así no nos liamos.

 

El coche de seguridad se retira tras el accidente de Sainz y Hulkenberg y la situación de carrera era primero Nico (medios), tras él Ricciardo (blandos), tercero Hamilton (medios), cuarto Kimi (blandos), quinto y lejos Alonso y sus perseguidores y, remontando, Vettel (duros). Es decir, Ferrari usaba dos estrategias distintas desde el inicio de carrera. ¡Por fin! Obligados por las circunstancias, pero distintas.

 

Los Mercedes empiezan a tener problemas de frenos y Nico y Lewis tienen que aflojar su ritmo. Esto impedía a Hamilton asaltar el segundo puesto de Ricciardo y su Red Bull. Nico controlaba la distancia haciendo vueltas rápidas y lentas pero esto a Hamilton no le valía. Además, Raikkonen iba mejor y le daba caza. A Ricciardo y a Kimi sus neumáticos blandos se les terminan antes que a los de Mercedes que iban con medios y entran primero. Comienza el baile de cambios de los que montaban blandos. A Vettel se le despeja el camino. Sus duros duraban más y remontaba a gran ritmo. Unas vueltas después cambian Rosberg y Hamilton a duros. Incomprensible táctica para Lewis. No podían llegar al final y el inglés no iba a dar caza al australiano. Mercedes no suele equivocarse y la única explicación que encuentro era evitar que sus pilotos volaran y destrozaran los frenos. Con estos neumáticos no podían correr pero sí mantener el ritmo de Red Bull y Ferrari. Hamilton no lo entendía, normal. No daba caza a Ricciardo y Kimi le estaba alcanzando. Y, de hecho, lo alcanzó y lo pasó. Y de nuevo, Ferrari se equivocó más que Mercedes (que insisto no tengo claro que lo hiciera). Mercedes espabiló y logró mantener el tercer puesto de Hamilton. Ya me aburre hablar de los errores de Ferrari. Me aburre y me duele. “Bueno te hará él que te sustituirá”, estará pensando Domenicalli.

 

Dudo del error de Mercedes porque para acabar la carrera pusieron los mismos duros que en el intermedio de la misma. Suficiente para que Nico contuviera a Ricciardo al final, y Hamilton subiera al podio. Sus pilotos siguen con las mismas posibilidades de ser campeones.

 

En el primer tercio de carrera lucharon Kvyat y Verstappen. Fue muy bonito. El ruso tuvo su pequeña venganza sobre Max y no le permitió el adelantamiento. A punto estuvieron de tocarse un par de veces. Muy entretenido. Max protagonizó los mejores adelantamientos de la carrera. Salió muy mal pero esto le hará aprender.

 

Al final los cuatro primeros de la salida llegaron en el mismo orden a la meta. Nadie pudo adelantar a Fernando, Max no superó en pista a Daniil. Cosas de los circuitos urbanos. La verdadera carrera fue en la calificación y en la salida. Como casi siempre.

 

Próxima estación, Malasia. Con dos rectas larguísimas, frenadas de infarto, curvas de todo tipo. Un circuito de verdad.

 

[Img #52557]

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.