UPA-UCE y Asaja Extremadura entregarán en Zafra a Tejerina y Vara un manifiesto de medidas contra la tuberculosis bovina

Comparte en redes sociales

Las organizaciones agrarias UPA-UCE y Asaja Extremadura han convocado una campaña de movilizaciones para criticar la situación de las explotaciones ganaderas de vacuno en Extremadura, que se iniciará en la inauguración este jueves, día 29, de la Feria Internacional Ganadera de Zafra (Badajoz) 2016, con una protesta en los stands de ambas organizaciones y una recogida de firmas.

[Img #52710]Asimismo, dichas organizaciones entregarán un manifiesto con las demandas del sector a la ministra de Agricultura en funciones, Isabel García Tejerina; y al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, durante su visita a los expositores de la feria segedana.

 

De igual modo, estas protestas también se celebrarán en la Feria Agroganadera de Trujillo (que tendrá lugar del 17 al 20 de noviembre), y se trasladará a recogida de firmas a todos los pueblos del mundo rural.

 

En concreto, UPA-UCE y Asaja Extremadura reivindicarán, este jueves en Zafra, medidas para atajar el problema de la tuberculosis bovina, provocado por la fauna salvaje, así como pedirán el cumplimiento de la ley por parte sector cinegético.

 

Las organizaciones ganaderas realizarán, así, movilizaciones sociales en las ferias de Zafra y Trujillo, para exigir a la Administración soluciones frente a este “problema” de sanidad animal, que genera “grandes pérdidas” en el sector vacuno extremeño, según ha declarado el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas.

 

En una rueda de prensa, celebrada este miércoles en Mérida, Ignacio Huertas, y al presidente de Asaja Extremadura, Ángel García Blanco, han expuesto las diferentes reivindicaciones del sector, así como las medidas que adoptarán para reclamar soluciones, tanto a la administración autonómica como a la central.

 

Por su parte, García Blanco ha recordado que “hace ya más de 40 años” que las explotaciones de vacuno de “toda España” se encuentran “sometidas a procesos de saneamiento para erradicar la tuberculosis bovina”, y que tras este tiempo, los niveles “siguen subiendo”.

 

Por este motivo, las organizaciones ganaderas han elaborado un calendario de actuaciones, que “en principio” será de “buen talante”. Así, este jueves, 29 de septiembre, en la Feria de Zafra iniciarán una campaña con pegatinas con las que reclamarán soluciones a la sanidad animal.

 

SITUACIÓN

 

Concretamente, en Extremadura en torno al “11 por ciento” de las explotaciones están afectadas por la tuberculosis, mientras que en la zona de Monfragüe, esta cifra asciende al “36 por ciento”, según ha indicado García Blanco.

 

En este sentido, el presidente de Asaja Extremadura ha declarado que “un saneamiento a la semana no es cosa sana”, ya que no vale “para nada”, ya que hay que “actuar sobre el principal vector de transmisión” de esta enfermedad.

 

Ante esta situación, García Blanco ha afirmado que “hay ahora mismo dos razas en peligro de extinción”, la “berrenda en negro” y la “blanca cacereña”, afectadas por tuberculosis, debido a protocolos “mal diseñados”.

 

LA TUBERCULOSIS ES UN PROBLEMA “MUY IMPORTANTE”

 

De su lado, Huertas ha considerado “necesario” que la Administración realice una actuación “en el sector vacuno de carne”, ya que la tuberculosis es el “principal” problema de las explotaciones ganaderas en Extremadura “en los últimos tiempos”, porque genera “grandes pérdidas” en las mismas.

 

Asimismo, ha señalado que desde “finales” de 2014 a 2016, los datos han evolucionado “un poco en positivo”, sin embargo, ha recalcado que “sigue siendo un problema muy importante”, que “realmente” está provocando que “muchas explotaciones estén al borde de la ruina”.

 

De este modo, ha destacado que el problema “no tiene visos de solucionarse a corto plazo”, aunque ha reconocido que es un asunto “complicado y necesita de muchas actuaciones”, éstas tienen que realizarse “ya”.

 

La administración no ha actuado con la “rapidez que requiere” el tema de la “fauna salvaje”, el “principal punto de reivindicación” de estas organizaciones, y al que consideran el “principal vector de transmisión de la enfermedad”, en las explotaciones extensivas extremeñas.

 

Huertas ha protestado por “la sobrepoblación de animales salvajes en Extremadura” y “otras comunidades autónomas lindantes” con la región, ya que “no se ha controlado en los últimos años”, ni el número ni el estado sanitario de esta cabaña, y como consecuencia los ganaderos están “asumiendo pérdidas económicas muy importantes”.

 

En este contexto, el secretario general de UPA-UCE ha afirmado que “mientras los ganaderos se están arruinando sacrificando vacas”, los cotos de caza “campan a sus anchas incumpliendo la ley”, por lo que la citada organización, junto con Asaja Extremadura, comenzará “una campaña de movilizaciones” para exigir soluciones.

 

CONTROL SANITARIO Y POBLACIONAL

 

Así, las organizaciones reivindican “el control sanitario y poblacional de la fauna salvaje”, y piden al sector cinegético que aporte “planes de gestión comarcales y de cada coto”, que contengan una “aproximación” de los animales “salvajes”, y “cuál es su estado sanitario”, además de la vigilancia y seguimiento por parte de las administraciones.

 

En esta línea, Huertas ha recordado que las administraciones “no están dando” permisos a los ganaderos para realizar batidas, y ha resaltado que éstos “no se tienen que dedicar a cazar”, y que “quien tiene que garantizar la sanidad animal” es la Junta, con un “plan de descastes” en “todas las comarcas”.

 

Igualmente, las organizaciones ganaderas también exigen “el cumplimiento de los planes cinegéticos de los cotos de caza”, porque se están “inundando las explotaciones ganaderas con animales de fuera”, que provocan que esfuerzos “baldíos” en las mismas.

 

IMPLICACIÓN DEL MINISTERIO DE AGRICULTURA

 

Por este motivo, Huertas ha demandado la implicación del Ministerio de Agricultura con un “plan de control a nivel nacional”, “poblacional y sanitario”, “que esté supervisado” por la Administración Central.

 

De otra parte, las organizaciones reclaman “la flexibilización” de movimiento en las explotaciones ganaderas “bloqueadas”, “que hayan salido positivas”, una vez que hayan sacrificado el animal, puedan “mover los terneros de hasta ocho meses a cebaderos de toda España”.

 

Huertas ha pedido que “no se obligue a repetir dos saneamientos al año” a las explotaciones calificadas como “indemnes”, porque no “implica una seguridad sanitaria mayor”, sino que generan un problema “económico” a las ganaderías.

 

Asimismo, exigen “el incremento del baremo en las indemnizaciones”, y la “agilidad en los pagos”, ya que en “muchas ocasiones” tardan entre “seis u ochos meses en cobrar”. Además, han pedido “financiación” para las explotaciones “afectadas”.

 

“EFECTIVOS SUFICIENTES” PARA EVITAR ROBOS

 

Por otro lado, Huertas ha reclamado la presencia de “efectivos suficientes” de la Guardia Civil, para evitar robos en la campaña de aceitunas, y ha recordado la “problemática” surgida en el pasado año, debida al “número de agentes” que controlan el territorio.

 

Los agricultores “no pueden perseguir a los ladrones”, sino que las administraciones deben “garantizar la seguridad” de las cosechas. Además, ha recalcado que en la pasada campaña “se puso de manifiesto” la “insuficiencia clara de agentes” y que hay que “reforzar” este aspecto.

 

Asimismo, García Blanco ha afirmado que “si se roba es porque alguien lo compra”, por lo que ha pedido “implicación” por parte de la Junta para “controlar los puntos de compra de aceituna y de uva”, que junto a una “mayor presencia de la Guardia Civil” conseguirá “solucionar” este problema.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.