Un magnífico tiempo

Comparte en redes sociales

Un magnífico tiempo, acompañó la tarde. Cientos de personas, hacían cola para pasar ante la imagen de la Mártir Eulalia, para expresarle su devoción y besar su mano, en un ambiente festivo, en donde en el atrio de la Basílica de Santa Eulalia, artistas niños y adultos, entusiasmaban al público.

Esta tradición, que finaliza otra no menos emeritense como es el Trecenario, se encarna dentro de la propia esencia del “ser”, emeritense. Un grupo de peregrinos, que estaban haciendo el Camino Mozárabe, hacia Santiago, se unieron a la celebración. Cada día va cogiendo más importancia, este paso previo por la Basílica de Santa Eulalia, para los que eligen el Camino Mozárabe, al fin y al cabo, las Peregrinaciones a la Iglesia de la mártir emeritense, son, según algunos estudiosos, el germen de las del Apóstol.

 

[Img #52834]

 

Mientras los devotos, pasaban, algunos en silla de ruedas, y aflorando algunas lágrimas de emoción, ante la imagen, vestida con un traje dorado y rodeada de flores rojas, sobre el escenario exterior, se iban dando paso las actuaciones, que presentaba el inefable Pepe None. En el atrio  una tómbola, y la venta de recuerdos de Santa Eulalia, se unia al ambiente festivo. Comenzó el espectáculo a las 18 con el baile de unas jovencísimas “Hermanas Pacheco, Gemma y Lucía”,  la Escuela de Clásico Español Isabel Acosta, continuando la Asociación folclórica y Cultural de Nuestra Señora de la Antigua, cuyas canciones entre ellas la jota de Santa Olalla, coreaba la gente, en el intermedio, se subastó la tradicional Tarta de la Confitería Gutiérrez, un cuadro de la pintora emeritense A.Bernardi, y el ramo que ha permanecido a los pies de la Mártir. Siguió el Niño Bermejo, Club Meridance, Emilio Serrano, finalizando con las actuaciones de Andrés y Silvia, Daniel y Nuria “Pequeños Gigantes”.

 

[Img #52835]

 

Los premios europeos conseguidos, y su presencia en las televisiones, avalaban popularidad y calidad, de los jóvenes bailarines cuyo arte fue aplaudido por todos los asistentes.

 

La presencia del expresidente de la Asociación, José Mª Álvarez,  algunos concejales y representantes de las Cofradías, a esta fiesta tan emeritense, dio este sentido de  continuidad y ciudadano, a  esta celebración.

 

Acabó el espectáculo a las 8,30 con el inicio de la Misa, y posteriormente, algunos emeritenses, que no lo habían hecho, continuaron pasando para besar la mano de Santa Eulalia, mientras otros muchos, no quisieron dejar pasar este momento y pedían a amigos y familiares que les sacaran una foto, junto a  la Mártir, que sin duda guardarán.

 

ASOCIACIÓN DE SANTA EULALIA.

 

 

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.