La Asamblea de Extremadura trata el marco para la igualdad

Comparte en redes sociales

Una serie de expertas en igualdad han abordado este viernes el marco normativo y político, en el marco del Seminario del Grupo de Trabajo sobre Igualdad de Género de la Conferencia de Asambleas Regionales Europeas (CALRE) que se celebra este viernes en la Asamblea de Extremadura.

[Img #52885]La presidenta de la Asamblea, Blanca Martín, ha abierto este seminario con la lectura de una carta de la presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet, dirigida a los participantes, en la que destaca la necesidad de “promover e implementar conceptos y estrategias” para la igualdad de género, pues en su opinión y “pese a los sustanciales avances” de la sociedad, “aún las mujeres enfrentan mayores obstáculos que los hombres a la hora de habitar el planeta y desarrollarse de forma integral”.

 

“Los desafíos para el avance de los mecanismos de la mujer y sus derechos siguen siendo mayúsculos”, ha señalado Bachelet, quien ha apuntado que si se continúa a este ritmo, “tendrían que pasar otros 81 años para lograr la paridad de género en el lugar de trabajo, más de 75 años para poner fin a la brecha salarial entre mujeres y hombres, y más de 30 años para alcanzar el equilibrio de género en los puestos de toma de decisión”.

 

La presidenta de Chile ha considerado “importante que las mujeres tengamos un espacio de debate y de análisis político, especialmente en momentos tan complejos para las democracias del mundo”.

 

Bachelet ha remarcado en su carta que “fortalecer la institucionalidad pública” para las mujeres implica “reafirmar el compromiso para que las niñas y las mujeres vivan en un mundo de mayor igualdad y oportunidad”.

 

Asimismo, ha realizado un reconocimiento al trabajo desarrollado por la CALRE en el marco del seminario que acoge la Asamblea de Extremadura.

“Consideren a nuestro país como un aliado más en la tarea de generar un cambio cultural a nivel mundial, para que mujeres y hombres vivan en igualdad sustantiva”, concluye la carta.

 

MESA REDONDA

 

Este seminario ha dado comienzo con una mesa redonda moderada por la directora de Acción Exterior de la Junta de Extremadura, Rosa Balas, bajo el título ‘Marco Normativo/Político de la Igualdad en Europa’ y cuyo desarrollo contó con tres intervenciones diferentes.

 

La primera de las intervenciones ha estado protagonizada por la jefa de equipo y experta senior en perspectiva de género del Instituto de Igualdad Europeo (EIGE), Bárbara Limannowska, que presentó el EIGE’s Gender Mainstreaming Programme, una herramienta online cuya misión es ofrecer a las instituciones europeas, estados miembros y ciudadanos de la UE métodos fiables, herramientas y buenas prácticas para implementar sus políticas de igualdad de género.

 

Dicho programa permite a los países e instituciones “acercarse a la perspectiva de género, evaluar sus políticas en esta materia y construir un plan de igualdad adecuado a las resoluciones de organismos internacionales y normativa europea”, según informa la Asamblea de Extremadura en nota de prensa.

 

EMANCIPACIÓN DE LA MUJER

 

Por su parte, la abogada y consultora de Igualdad Laura Seara, ha defendido el papel de las mujeres a lo largo de la historia, de la historia de la filosofía pues “antes del siglo 20 las mujeres reflexionaron sobre el mundo y también hicieron política y gestionaron, no llegamos hace dos día a esto”, ha dicho.

 

“Una mujer debe estar emancipada para hacer política al tiempo que esas políticas han de ser visibles. No vale de nada que hagamos mucho si no se ve”, ha señalada Seara, quien ha considerado que además de legislar hay que hacer mucha pedagogía.

 

En este sentido, ha valorado los aspectos más relevantes de la Ley para la igualdad efectiva de mujeres y hombres aprobada en 2007 bajo el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, del que fue directora del Instituto de la Mujer y secretaria de Estado de Igualdad.

 

Seara ha recordado que el camino hasta su aprobación “fue duro” y aunque las transformaciones que trajo consigo “no tienen marcha atrás, no podemos parar porque retrocedemos”. “Las actuaciones desde el ámbito público no pueden entenderse como una foto fija sino en movimiento”, ha dicho.

 

Asimismo, ha resaltado que en España se pasó “de una educación asentada en la sección femenina, con una rígida instrucción y valores retrógrados, que relegaban a la mujer al ámbito del hogar y responsable de la honra masculina, a ser el 60 por ciento de las universitarias españolas en muy poco tiempo”.

 

“Pasamos de la injerencia de una Iglesia de las más conservadoras del mundo, que configuraba un modelo de mujer sacrificada a la procreación, a un país que aprobó una ley de plazos para la interrupción voluntaria del embarazo”, ha relatado.

 

A pesar de los avances, la experta en igualdad ha explicado que mientras que el trabajo productivo se desarrolla y tiene un reconocimiento en el ámbito de lo público no ocurre lo mismo en el ámbito más privado, en el ámbito doméstico en donde el trabajo de las mujeres “no se ve recompensado por ningún lado”, dijo.

 

“No hay una igualdad real en este ámbito y aunque se removieron los estamentos de la sociedad, la crisis y la reforma laboral han sido absolutamente letales”, ha destacado Seara, quien ha considerado que “habrá un antes y un después en nuestro país tras la aprobación de esta ley, una ley que habría que leer, que habría que mirar con otros ojos”.

 

Y es que, según ha dicho, “el sistema sanitario cambió por completo, enfermedades que no se miraban comenzaron a trabajarse de manera efectiva pues hay enfermedades que no son las mismas para mujeres y hombres y esta ley consiguió cambiar esto”, dijo.

 

El nivel de democracia de un pueblo se mide por el nivel de libertad de sus mujeres, dijo Seara recordando la frase de Montesquieu por lo que defendió “más mujeres con poder en la democracia, porque nosotras a su vez vamos a darle más poder a las mujeres”, ha dicho.

 

“No hay revolución sin mujeres, no habrá cambios sustanciales sin la presencia de mujeres. El nivel de desarrollo de un pueblo está directamente ligado al nivel de igualdad”, ha añadido la experta, quien ha abogado por “ocupar espacios visibilizados en el espacio del conocimiento dado que es la antesala, junto a la economía y el mercado laboral para una acción global en materia de transversalidad de género”.

 

Para finalizar, ha señalado que en la actualidad se abre “un escenario de retos y oportunidades para construir una sociedad diferente desde las bases del respeto y la libertad y a pesar de todos los obstáculos y resistencia continuamos avanzando”.

 

EXTREMADURA COMO EJEMPLO

 

Así, y sobre el marco normativo de la igualdad en Europa y sobre cómo se ve reflejada en él la no discriminación por motivo de identidad y la orientación sexual, el presidente de la Fundación Triángulo en Extremadura, José María Núñez, ha señalado que “empiezan a aparecer legislaciones relativas a identidad sexual y orientación sexual de diferente índole y posicionamientos políticos explícitos” e hizo un repaso al respecto por las resoluciones del Parlamento Europeo y a la incorporación que España ha hecho de éstas.

 

El presidente de Fundación Triángulo ha mencionado la legislación regional sobre la realidad LGTBI, respecto de la que existe “legislación específica sobre transexualidad” en Madrid, Andalucía y Canarias y hay “leyes integrales en materia LGTBI Extremadura, Cataluña, Madrid, Murcia y Galicia”, ha dicho.

 

A este respecto, ha valorado que Extremadura se encuentra “en primera línea a nivel nacional en avance de estos derechos y libertades pues cuenta con una norma que está siendo referencia en la actualidad en varias comunidades autónomas y algunos países iberoamericanos, protegiendo a las personas LGTBI frente a todo tipo de discriminaciones en el marco de las competencias autonómicas”.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.