Digital Extremadura

La Junta de Extremadura recupera las ayudas a la edición de libros, que llevaban inactivas desde 2010

EXTREMADURA
Comparte en redes sociales

El Diario Oficial de Extremadura (DOE) ha publicado este lunes las bases reguladoras de las ayudas a la edición de libros, una línea de apoyo al sector editorial que permanecía inactiva desde 2010 y cuya convocatoria se materializará próximamente.

El objetivo es respaldar las iniciativas que surjan en el ámbito de la producción editorial extremeña y «enriquecer el patrimonio bibliográfico de la región», según ha informado la Junta en nota de prensa.

 

De este modo, el Ejecutivo regional persigue conceder ayudas a las propuestas de edición de autores extremeños, o vinculados con Extremadura; que supongan un mejor conocimiento de la realidad social, histórica y cultural de la comunidad autónoma; o que aumenten o mejoren el patrimonio bibliográfico.

 

También, promueve apoyar a los creadores extremeños en cualquiera de las vertientes de la creación, como son escritura, ilustración, traducción, o fotografía, entre otros, así como apoyar el desarrollo económico de la industria editorial de Extremadura y, en definitiva, contribuir al desarrollo económico, cultural y literario de la región.

 

De dichas ayudas podrán beneficiarse las empresas de producción editorial que ejerzan una actividad profesional acorde a la naturaleza de la subvención con anterioridad a la publicación de cada convocatoria.

 

De este modo, la empresa podrá solicitar ayudas para un máximo de tres proyectos, y será requisito necesario editar al menos 300 ejemplares de cada uno.

 

Asimismo, quedan excluidos de las ayudas tanto los libros que hayan sido premiados por instituciones o entidades públicas o privadas, como los libros de texto para enseñanza, las obras en fascículos o separatas, los anuarios y los catálogos de arte.

 

La cantidad máxima de la ayuda no podrá superar los 4.000 euros por proyecto, ni el 55 por ciento del importe de su presupuesto. Asimismo, el decreto incorpora «unos criterios de valoración transparentes, objetivos e igualitarios, así como una comisión para definir la concesión de las ayudas integradas por profesionales prestigiosos de la literatura y la edición».

 

«ACTIVIDAD IMPRESCINDIBLE»

 

De este modo, la Junta de Extremadura, a través de la Secretaría General del Cultura, plantea que la edición de libros «es una actividad imprescindible para el desarrollo de la industria cultural», que constituye un sector «estratégico» para el desarrollo productivo, la competitividad, el empleo y la innovación de las empresas del sector cultural, «además de contribuir a la cohesión social, la promoción de la diversidad cultural, la circulación de información y conocimientos, y la generación de valores».

 

Además, el Gobierno regional «está convencido de que la cultura es un pilar fundamental para el desarrollo» de la sociedad, «factor indispensable para el desarrollo pleno de una ciudadanía democrática y para la convivencia de la ciudadanía y de los pueblos».

 

Por ello, «es imprescindible que los poderes públicos, como la Administración extremeña, garanticen el acceso a la cultura en igualdad de oportunidades».

 

Con la puesta en marcha de las ayudas a la edición de libros, la Junta de Extremadura promueve la actividad editorial y su permanente apuesta por iniciativas innovadoras y de calidad. Además, contribuye a estimular la creación literaria y artística y a la difusión de la literatura y el arte.

 

Asimismo, se fomentan los vínculos entre los creadores extremeños y las editoriales españolas, así como se impulsa el conocimiento de aquellos por el público del resto del país.

 

De manera paralela, «todo ello contribuye a enriquecer el patrimonio bibliográfico de Extremadura y el conocimiento de la sociedad extremeña sobre sí misma».

 

Finalmente, el Ejecutivo extremeño respalda de este modo el tejido productivo cultural de la región, que ha visto reducido su volumen de negocio en los últimos tiempos a causa de la situación económica y los gravámenes fiscales que dificultan el consumo de cultura.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *