A Luis Carlos,mi hermano,que murió en Sevilla ,donde vivía  

La noche llegó estremecida
La noche llegó sin alba.

Desbordada de lluvias
en un océano de nubes negras
la luna escondida yace
temerosa,obscura y opaca.

La nave del Destino avanza
por el Guadalquivir de hielo y plata
en la proa tres hilanderas pálidas
aguardan la madrugada.

Duerme la eternidad Luis Carlos,
tendrás dulces versos
y palabras
el relato diáfano
de letras blancas,las exactas.

Qué triste quedó la estancia!
qué sola la vida queda!
qué dolor en mi alma hermana!

Dime Luis Carlos
existen los campos verdes?
los trigales de espigas doradas?
y el mar de azules espumas
en la estrella que descansas?

Te esperaré en el el patio de casa
con el rosal,el limonero y el naranjo
los periquitos,alhelies y azucenas
tenemos que leer mil versos
resucitando del sueño un poema

Jorge Gutiérrez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.