Adif Alta Velocidad ha adjudicado el acondicionamiento de la infraestructura para la puesta en servicio del tramo Cáceres-Mérida de la Línea de Alta Velocidad de Extremadura. Los trabajos, que cuentan con una inversión de 321.357,93 euros (IVA incluido) y un plazo de 12 meses, tienen por objeto realizar las labores previas a las pruebas de velocidad superiores a 160 km/h y en definitiva a la puesta en servicio de la infraestructura.

En este sentido, se procederá a la reparación y mantenimiento del cerramiento perimetral de la línea, limpieza del drenaje longitudinal y transversal, manteniendo su funcionalidad plenamente operativa y realizando pequeñas reparaciones en algunos pasos superiores, así como el mantenimiento general de la plataforma.

Esta actuación comprende tanto la plataforma de la línea de Alta Velocidad entre Cáceres y Mérida, como sus posibles afecciones a caminos, carreteras y parcelas anexas.

De forma complementaria, Adif Alta Velocidad ha adjudicado las obras de montaje e instalación de una canaleta de hormigón prefabricada para cables independientes de alta tensión en el tramo Talayuela-Arroyo de Santa María, en Cáceres.

Esta canaleta independiente, que albergará el tendido de cable de energía de 3.000V preciso para el cumplimiento de los estrictos requisitos de alta velocidad en cuanto a la señalización se refiere, cuenta con una inversión de 238.698,93 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de 4 meses.

Ambos trabajos han sido adjudicados a la empresa Construcciones Sevilla Nevado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.