CÁCERES CON LA SOGA AL CUELLO

Comparte en redes sociales

Si La Estrategia logística de la Junta de Extremadura no queda en el papel como suele suceder en nuestra región con las grandes presentaciones del Sr. Vara, Cáceres se anclará en su pasado y carecerá de medios para conquistar el futuro

“No hay futuro sin logística” Así presentaba el pasado día 18 de febrero el presidente de la Junta de Extremadura con los agentes sociales y económicos de la región la denominada Estrategia Logística de Extremadura, un plan con horizonte al año 2050, donde Cáceres queda fuera de las grandes cifras, condenándola de forma irremediable a carecer de presente y lo que es peor de futuro.

Si hoy, como sostiene el presidente Vara,  todo se puede comprar y vender y eso depende de la logística” en Cáceres sólo se puede vender, para este gobierno represor para nuestra ciudad , nuestra riqueza natural,  y por ende, cuando, y a cambio de nada, nos chupen la sangre, que es la riqueza mineral que atesoramos, Cáceres estará abocada a una muerte anunciada porque desde el gobierno regional  se nos han ido minando poco a poco, desequilibrando el crecimiento social y económico , olvidando que formamos parte de la necesaria cohesión regional, y dejando a la única ciudad Patrimonio de la Humanidad por su conjunto monumental, de nuestra CCAA, ya que Mérida o Guadalupe protegidas por la UNESCO lo están por otros motivos,  SOLA, aislada, sin que los empresarios ni los sindicatos hayan alzado la voz frente a esta tropelía donde Cáceres sólo ha sido defendida por sus munícipes, dentro y fuera y de todo signo político, pero luchando con espadas frente a quienes lo hacen con balas.

En el objetivo de insertar a Extremadura en la Red Transeuropea de Transporte a través del Corredor Atlántico de mercancías para ofrecer a las empresas nuevas oportunidades de negocio, no existe previsión de implantar ninguna en nuestra ciudad, en  nuestro polígono industrial,  nada parecido para el desarrollo igualitario con Badajoz ya que queda fuera de los espacios del sistema logístico y del transporte de mercancías y no he visto que el gobierno de España prevea en las capellanías ni un ramal ferroviario.

De la puesta en servicio de 407 hectáreas de suelo cualificado para actividades logísticas, se incluyen la Plataforma Logística de Badajoz (sería la piedra angular de la estrategia), los polígonos Espacio Mérida y Navalmoral y otras áreas comarcales en Zafra, Vegas Altas, Plasencia y Coria para mejorar la conexión con Castilla la Mancha, Andalucía y Portugal. En total, cuando se alcance el máximo desarrollo de la estrategia en el año 2050, la región contará con 11 centros de servicios al transporte, tres centros comarcales y cuatro plataformas logísticas intermodales y Cáceres se queda sin terminal intermodal, y si en Badajoz además se incluyen más de 500 hectáreas para el parque logístico en Cáceres sólo se prevé actuar en 50 como mero centro de servicio.

Esta política del gobierno socialista, nos margina y es de una absoluta irresponsabilidad, y no porque Badajoz sea la piedra angular del proyectado crecimiento de la región, sino porque una región debe crecer de forma conjunta, y más cuando cuenta sólo con dos provincias, debe hacerlo de forma equilibrada y coherente, cohesionada para ganar todos, no para hacer morir a una parte, y con este Plan Cáceres queda excluida de toda posibilidad de crecer y generar oportunidades, sin atracción alguna para empresas e inversores, atractiva más que para aquellos que quieren levantarnos la tierra y dejarnos en un hoyo aún más profundo del que ya tenemos con este gobierno.

No habrá generaciones futuras en Cáceres, nuestros hijos se van de Extremadura y la sangría cacereña ya tiene diseñado su cementerio en una estrategia indigna para la ciudad más bonita del mundo. La provincia cacereña pierde población y sin gente, pueblos y ciudades se van con sus vecinos.

Esta estrategia, lejos de poner una solución, nos pone una soga en el cuello que a medida que pase el tiempo, si ahora nos aprieta, no estrangulará sin que haya tiempo de recuperar el aire.

No vamos a dejar de alzar la voz ante esta tropelía, a los alcaldes les da igual quien gobierne, nos importa lo nuestro,  pero si los cacereños no nos damos cuenta de lo que pasa y seguimos confiando en quienes nos están matando, ya sabemos cuál es nuestro final, de ahí que sea más necesario que nunca poner en marcha mecanismos de reequilibrio interterritorial, no crear dentro de Extremadura desigualdades y distintas velocidades porque nuestra velocidad con respecto a las demás regiones ya es la misma que un tren de tercera mientras los demás están encarrilados en la alta velocidad, es un error desvertebrarnos y dejar morir a una ciudad que enamora a todos menos a Vara.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.