CCOO y UGT: El compromiso real con el trabajo decente no puede esperar más

UGT Extremadura y CCOO de Extremadura marcan el 7 de octubre como día de reivindicación por un compromiso mundial con el trabajo decente. Queremos aprovechar esta jornada mundial para continuar reivindicando políticas que mejoren la situación de los trabajadores y trabajadoras en nuestra Comunidad Autónoma, de España y en el mundo.

0
16

En la actualidad existe la suficiente riqueza para abordar una mejora en el bienestar de la clase trabajadora a escala global y este crecimiento económico debe beneficiar a toda la ciudadanía, no sólo a una minoría privilegiada que resulta ser cada vez más rica y para la que se ha legislado durante demasiado tiempo. Por esta razón, la CSI ha elegido como lema para este año “Cambiar las reglas”, apostando por un cambio que impulse una distribución de la riqueza de una manera socialmente más justa.

En España, pasados ya más de 10 años de la crisis económica, continuamos denunciando que la salida no está incluyendo al conjunto de la clase trabajadora, que sigue sufriendo altos niveles de paro y la consolidación de condiciones precarias de trabajo. Esta situación, que afecta al conjunto de los trabajadores en general, es aún mucho más grave con las trabajadoras, que sufren la precariedad con mayor intensidad, son discriminadas en la retribución salarial y no se reconoce social y económicamente el trabajo que muchas de ellas realizan.

La juventud trabajadora también continúa sufriendo particularmente la falta de oportunidades en el ámbito laboral, la explotación en sectores específicos, el abuso y el fraude de formas de contratación y la consecuente migraciónforzada en busca de oportunidades de empleo y de vida.

UGT Extremadura y CCOO de Extremadura creemos que es fundamental el diálogo social y demanda a los gobiernos que  legislen para garantizar el trabajo decente, sin eludir cuestiones como la derogación de las reformas laborales; el compromiso con la mejora de las condiciones de trabajo, significativamente las de aquellas personas que, como las mujeres o los jóvenes, sufren aún más las consecuencias del actual modelo sociolaboraletc., y, en definitiva, se beneficien justamente del crecimiento social, político, democrático y económico al que contribuyen con su esfuerzo.

En definitiva, un trabajo decente, implica la oportunidad de acceder a un empleo digno, con un salario suficiente y justo, protección social, igualdad de oportunidades y de trato para todas las mujeres y hombres, pero también seguridad en el lugar de trabajo y unas condiciones que protejan la salud y la vida de la población trabajadora.

Es un escrito de CCOO y UGT enviado a Redacción DEx con motivo de la celebración de este domingo, 7 de octubre, de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.