Cómo empezar a trabajar de freelance

Comparte en redes sociales

Los tiempos que corren han forzado a replantear los rumbos profesionales. El mundo ha dado un giro hacia la practicidad y el consumo de lo inmediato. Una tendencia que indudablemente influye en el mercado laboral.

Las profesiones de antaño hoy están en riesgo de dejar de existir. Con el advenimiento de tecnologías novedosas, los robots cubren cada vez más espacios. Por estas razones, es fundamental saber cómo empezar a trabajar de freelance.

Primero está la parte de lo instantáneo y práctico. Ya nadie está dispuesto a esperar mucho tiempo por la entrega de un servicio. Los profesionales están prácticamente obligados a trabajar de forma rápida. Lo cual nos lleva al primer punto: hay que ser ágil para trabajar de forma autónoma.

Un freelancer competente está en la capacidad de adaptarse a nuevos programas en tiempo récord. Para ello debe tenerlos instalados en su pc y móvil, actualizados a las últimas versiones. Un ejemplo sería el software para realizar video llamadas. Programas como Zoom o Google Meet son necesarios hoy en día.

Para que los dispositivos puedan ejecutar dichos programas sin problemas, es menester contar con equipos de alta gama. Las computadoras Pentium 4 hace tiempo quedaron en el pasado. Actualmente hay que tener una i5 o más avanzada.

En este escrito, se puede conocer un poco más sobre los diversos software que resultan de provecho para los freelancers.

Recordemos que el multi tasking es otra actividad que se ha puesto de moda. Un empleado puede estar visitando los mejores casinos online mientras espera la descarga de archivos pesados del trabajo. Así se entretiene en los tiempos muertos de la jornada.

Con respecto al perfil del freelancer, es recomendado tener el cv actualizado. En lo posible que esté resumido en una sola hoja. Y un portafolio con bastantes ejemplos del trabajo realizado. Nada convence más a un cliente que observar demostraciones de habilidad profesional.

También hay que procurar llenar todos los campos del perfil de la plataforma online donde se labore. Asimismo, tener cuenta en las páginas especializadas de cada actividad profesional también es importante. Por ejemplo: un programador debería completar su perfil de GitHub con ejemplos de su trabajo, y enlazar dicha cuenta al perfil de Workana, Freelancer o Upwork.

Por otro lado, conocer un poco de publicidad y marca personal no está de más. En las cartas de presentación usadas para postularse, el trabajador debe saber destacar sus puntos fuertes. Es decir, vender sus servicios de la mejor forma.

Adicionalmente, en el trato con las empresas entran en juego las famosas “habilidades blandas”. Comunicarse eficazmente, tener un trato cordial y mostrar respeto son requisitos primordiales para conseguir trabajo online.

Por último, pero no menos importante, es menester conocer las leyes que rigen la economía freelance. En algunos países se debe pagar ciertos impuestos y registrarse en diversos departamentos para trabajadores autónomos. Sin embargo, no todos los países cuentan con normativa legal que reglamente la labor freelance. A pesar de lo engorroso que pueda ser declarar impuestos y llevar un registro de la facturación, dedicarse a ser freelancer puede resultar muy rentable.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.