¿Cuál es la mejor vacuna contra la COVID-19? Comparamos las de Pfizer, Moderna y AstraZeneca.

Comparte en redes sociales

Las ansiadas vacunas contra el coronavirus ya son una realidad y se espera que antes de que acabe 2020 países como Estados Unidos e incluso Reino Unido, comiencen a vacunar masivamente a su población.

¿Cuál es la mejor vacuna contra la COVID-19? Comparamos las de Pfizer, Moderna y AstraZeneca. Son las primeras que llegarán a Europa, pero entre ellas hay importantes diferencias en la eficacia, el precio y las condiciones de conservación.

La vacuna de Pfizer fue la primera en anunciar una eficacia muy elevada, superior al 90%. Desde ese anuncio de la compañía, la esperanza de que el fin de la pandemia está más cerca no ha dejado de crecer. Pocos días después de anunciar su vacuna, Pfizer solicitó a la FDA la autorización de emergencia para comenzar a comercializar y distribuir la vacuna en Estados Unidos y a continuación hizo lo mismo en el organismo regulador de Europa.

A Pfizer le siguieron Moderna y Universidad de OxfordAstraZeneca, que también tuvieron éxito en el desarrollo de vacunas. Pero hay diferencias, la eficacia es una de ellas.

Las más eficaces según los datos publicados son la de Pfizer y Moderna, ambas han obtenido una tasa de eficia superior al 90% mientras que la de Oxford-AstraZeneca solo obtuvo un 70%, una cifra alejada de sus competidores pero que, en otros aspectos, resulta más atractiva que las otras dos.

Tecnologías utilizadas para las vacunas

Las vacunas de Pfizer y Moderna están basadas en la tecnología del ARN mensajero, una técnica que consiste en ‘enseñar’ a las células de nuestro organismo a producir una determinada proteína que es la que provoca la reacción del sistema inmunitario, es decir, nuestro sistema de defensa.

La de AstraZeneca, sin embargo, utiliza una técnica más tradicional que ha consistido en en desarrollar el fármaco a través de una versión ‘light’ del virus del resfriado común en los chimpancés.

Dicho virus se alteró para introducirle un gen de una proteína del coronavirus para que así se induzca una reacción del sistema inmunitario. Las metodologías utilizadas han supuesto que las que se han basado en el ARN tengan una mayor eficiencia mientras que la forma tradicional, usada por AstraZeneca, ha obtenido peores resultados en este sentido.

La conservación, el talón de aquiles de la vacuna de Pfizer

Una parte importante del éxito de una vacuna está también en su logística, pues hay que transportar las dosis hasta múltiples destinos y las condiciones que requieren las dos más eficaces son muy difíciles y caras. La de Pfizer necesita una cadena de frío extremo para su conservación , de 80 grados bajo cero. La de Moderna requiere una temperatura más asequible, de entre dos y ocho grados, aunque solo puede permanecer a estas temperaturas durante 30 días, para más tiempo necesita congelarse a menos de 20 grados bajo cero.

Este es el punto en el que la de AstraZeneca gana por goleada, pues se puede conservar y transportar en un congelador convencional y puede sobrevivir en esas condiciones durante medio año. Además, según han informado, el precio de cada dosis también es mucho menor.

DIARIO CRITICO


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.