Lo mejor que me ha sucedido al profundizar en los conceptos de espiritualidad, ha sido encontrarme con que mi querido Howard Gadner, el padre de las inteligencias múltiples, la teoría de que no hay un solo tipo de inteligencia, sino hasta ocho tipos ( Se puede ser poco inteligente en inteligencia matemática y muy inteligente en inteligencia emocional), ha sido completado por el descubrimiento de la existencia de un nuevo tipo de inteligencia: La inteligencia espiritual.

PROFUNDICEMOS EN LA INTELIGENCIA ESPIRITUAL:

El profesor Francesc Torralba, doctor en Filosofía y Teología ha efectuado una de las mejores interpretaciones en una de sus publicaciones divulgativas.

Para este auténtico maestro ” La inteligencia espiritual es una modalidad de inteligencia que también se denomina existencial o trascendente. . Nos referimos a una inteligencia que nos faculta para preguntar por el sentido de la existencia, para tomar distancia de la realidad, para elaborar proyectos de vida, para trascender la materialidad, para interpretar símbolos y comprender sabidurías de vida.

El ser humano es capaz de un conjunto de actividades que no se explican sin referirse a este tipo de inteligencia. Es especialmente cultivada en los grandes maestros espirituales, en los filósofos y artistas, también en los creadores.

Los grandes maestros de las grandes tradiciones espirituales enseñan distintos caminos y métodos para cultivar y desarrollar la espiritualidad. Como el cuerpo, la espiritualidad también requiere de una ejercitación para que alcance su plena madurez. La práctica de la soledad, el gusto por el silencio, la contemplación estética, la práctica de la meditación, el diálogo socrático e incluso el ejercicio físico son formas de desarrollar la espiritualidad”

EL SILENCIO Y LA SOLEDAD BUSCADA LOS DOS GRANDES MAESTROS DE LA INTELIGENCIA ESPIRITUAL:

Continúa el profesor Torralba “Para cultivar la inteligencia espiritual es especialmente relevante la práctica asidua de la soledad. Resulta esencial separarse del mundo, refugiarse del mundanal ruido, visitar el silencio y sumergirse en ese estado de vida tan necesario para el equilibrio entre exterioridad e interioridad.

vivir con perfecto discernimiento y extraer lecciones oportunas para la vida, es preciso Recordar el pasado con frecuencia y recapitular lo que se ha vivido, como también comparar el juicio de entonces con el de ahora, y las intenciones y aspiraciones con el resultado y la satisfacción obtenidos. Para llevar a cabo tal relectura, se tiene que hacer caso de aquella recomendación de Pitágoras cuando sugiere que por la noche, antes de dormirnos, debemos  examinar lo que hemos hecho a lo largo del día.

Una tarea fundamental que deberíamos tener muy presente en las instituciones educativas es enseñar a las generaciones más jóvenes a gozar intensamente de la soledad, porque es la fuente del desarrollo de la vida espiritual. Cuando uno se acostumbra a estar solo, descubre los tesoros de su riqueza interior. Entonces no siente el deseo de salir, de huir, de escapar de sí mismo como si fuera un apestado. El vacío interior es lo que impulsa a la sociedad a desplazarse alocadamente de un lugar a otro. Cuando uno experimenta tal vacío, necesita una constante estimulación externa y, por cierto, la  más intensa, es decir, la provocada por seres semejantes.

EL TURISMO ESPIRITUAL UNA INTELIGENTE MANERA DE DESARROLLAR TU INTELIGENCIA ESPIRITUAL.

El maestro Torralba nos muestra claramente las ventajas de esa soledad o ese silencio, pero es muy complicado encontrar esos espacios de silencio o soledad en la sociedad actual. Por eso, el turismo espiritual, hace que te conviertas en peregrino, incluso acompañado y detenerse en determinados espacios y allí buscar el silencio y el misterio, es un buen comienzo.

El peregrino descubre que durante el camino, esos momentos de silencio y soledad son lo mejor y más enriquecedor del viaje.

Por eso, desde la Red Española de destinos y caminos espirituales lo que intentamos es acercar esos espacios que nos permiten sentir, contemplar, afilar tu inteligencia espiritual, tu espiritualidad.

Por ejemplo, esta reflexión ha sido escrita en la soledad y silencio de mi casa de Malcocinado, desde el estudio mientras los pàjaros despiden el verano del 2.018.

Nota de la Dirección: El autor dispone de un blog muy interesante, a consultar:

El Turista espiritual

1 Comentario

  1. Desaconsejo fuertemente la soledad durante espacios de tiempo prolongados si no se dominan las jhānas, debido a que el silencio potencia los pensamientos reactivos y multiplica las obsesiones. Cuando se practican jhanas no existe ningún pensamiento si no es deseado, por lo que el silencio se convierte en un placer inexplicable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.