Detenidas cinco personas en Alcázar de San Juan y dos imputadas en Badajoz por trata de seres humanos con fines de matrimonios forzados

Comparte en redes sociales

Dos víctimas de 14 y 15 años fueron derivadas a los servicios de protección de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. También en Badajoz fueron imputadas dos personas por hechos similares

Agentes de la Policía Nacional, adscritos a la Brigada de Extranjería y Fronteras de Badajoz, Ciudad Real y de la Comisaría Local de Alcázar de San Juan, procedieron el pasado 7 de julio, a la detención de cinco personas por la comisión de tres delitos de trata de seres humanos con la finalidad de matrimonios forzados y otros relacionados, dando protección a dos niñas menores de edad.

A raíz de la denuncia de la inspección educativa de Fuente del Maestre (Badajoz), alertada por el repentino absentismo escolar de dos niñas de nacionalidad rumana, los agentes de la Brigada de Extranjería de la Comisaría Provincial de Badajoz iniciaron una ardua investigación que derivó en la provincia de Ciudad Real.

De las gestiones llevadas a cabo se pudo concluir que es práctica habitual entre determinado subgrupo cultural de origen rumano, el casamiento de niñas en edades tempranas, concretamente a partir de los doce años, concertándose el matrimonio entre las familias de los contrayentes o a través de intermediarios a cambio de una contraprestación económica de 6.000 a 7.000 euros. Una vez casadas, las menores abandonan la escuela y el entorno familiar, desplazándose a la vivienda de su nueva “familia política”, donde contribuyen en las tareas domésticas hasta que alcanzan la edad mínima legal para poder obtener un contrato de trabajo y contribuir así económicamente.

La policía localizó y liberó a tres menores en situación de riesgo

Como resultado de las investigaciones se logró identificar a una familia con tres niñas que cumplían con el modus indicado. Los policías averiguaron que las dos hermanas mayores contrajeron matrimonio, conforme a sus ritos, a la edad de catorce años. La menor de las tres hermanas, de tan sólo doce años de edad en el momento de inicio de la investigación, estaba siendo preparada para el casamiento.

Se llevó a cabo un operativo para la localización de las menores y de las familias implicadas, teniendo en cuenta la elevada movilidad, temporalidad y nomadismo de los investigados, quienes varían su residencia continuamente como consecuencia de su actividad laboral como temporeros agrícolas.

En octubre de 2020, en la localidad de Almendralejo, fue localizada la mayor de las hermanas, que fue “casada” con catorce años y que actualmente ya había alcanzado la mayoría de edad. Por estos hechos los padres del cónyuge fueron puestos en su momento ante la autoridad judicial que conocía del asunto.

Recientemente se tuvo información de la posible residencia de la segunda de las hermanas y de su familia política en la localidad de Herencia (Ciudad Real). Con la colaboración de la Brigada de Extranjería y Fronteras de Ciudad Real y agentes de la Comisaría Local de Alcázar de San Juan, se confirmó dicho extremo y continuaron las investigaciones, averiguándose además la residencia de la tercera de las hermanas y de sus progenitores en una localidad próxima.

Las operaciones policiales “Bucarest” y “Nunta” finalizaron en Alcázar de San Juan (Ciudad Real)  el pasado 7 de julio cuando se procedió a la detención de ambas familias, tres hombres y dos mujeres de entre 20 y 48 años de edad, quienes fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente quien, ante la gravedad de los hechos, procedió a la retirada de la patria potestad de ambas menores de 14 y 15 años que quedaron bajo la custodia de los servicios de protección de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

La UCRIF y la lucha contra las actividades conexas con la trata

Los matrimonio forzados son catalogados por la agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) como casamientos en contra de la voluntad o por la fuerza y además son reconocidos en los convenios internacionales como una vulneración del derecho a contraer matrimonio con libre y pleno consentimiento en contra del derecho a la dignidad humana, a la igualdad y no discriminación, mediando coacciones o una intensa presión social o familiar. Se trata además de una modalidad de matrimonio infantil en el que al menos uno de los contrayentes es un niño, quien como menor de edad su consentimiento eventualmente prestado no se puede considerar suficientemente pleno y libre.

La lucha contra esta tipo de criminalidad está encartada en las líneas directrices del Plan Estratégico de la Policía Nacional para la lucha contra estas nuevas formas de esclavitud, abuso y explotación de colectivos vulnerables sustentados en su estado de necesidad.

La Policía Nacional promueve en redes sociales la campaña “CON LA TRATA NO HAY TRATO #DENÚNCIALO #AYÚDAME A DAR LA CARA” facilitando el email trata@policia.es y teléfono de atención anónima 900 10 50 90 que no registrará la llamada en la correspondiente factura.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.