Diario peregrino: VILLAFRANCA DEL BIERZO

Comparte en redes sociales

Bueno, avanzamos Vía de la Plata arriba. La Armuña unamuniana. Sombríos pinares, interminables llanos de cereal. Foramontanos, Vidriales, Santovenia, Benavente…A veces un par de tórtolas, o de palomas torreras, cruza sobre la autovía precipitadamente. Aún hace calor. Al cabo, Astorga y antes, La Bañeza. Por un momento se nos va la mente a Castrocontrigo, Eria, Morla, los lobos, Teruelo, Valverde y aquella historia fascinante.

De Astorga a Ponferrada ya va cambiando el paisaje. Es el Bierzo verde. Apenas hay gente en las calles de Villafranca y el río baja con escaso caudal. Hostal Burbia, como el escuálido cauce que baña el verdor de esa solana prieta. Mañana nos espera O Cebreiro. Que Santiago nos eche una mano.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.