Dos emprendedoras frexnenses promueven desde Extremadura, Komvida primera marca de kombucha, bebida tradicional china

Comparte en redes sociales

Roberto López de la Cruz.EFE.  Una de las emprendedoras, Beatriz Magro ha explicado a EFE que la kombucha es una bebida probiótica que se produce a través de la fermentación de una bacteria, a la que se le añade azúcar y té, creando un líquido formado por millones de microorganismos, o bacterias beneficiosas, que van al aparato digestivo y mejoran las defensas del cuerpo, problemas de gases o digestiones pesadas, entre otros.

Según Magro, la kombucha es una bebida con más de 2.000 años de tradición, que surgió en China y que en los últimos años ha tenido mucho auge en Estados Unidos, lugar en el que la conoció y donde nació la idea de realizar algo similar en España.

“No es zumo, cerveza, agua con gas ni agua de coco, es una categoría nueva que no tiene parangón, puesto que tienes que esperar los tiempos de fermentación y equilibrar la bacteria para que tenga buen sabor y sea lo más beneficiosa posible”, ha explicado.

Las extremeñas Nuria Morales y Beatriz Magro, de Fregenal de la Sierra (Badajoz), han puesto en marcha Komvida, la primera marca de kombucha (bebida tradicional china) envasada en vidrio en España, con la que esperan convertirse en una alternativa saludable a refrescos tradicionales y zumos envasados.. Imagen: Twitter.com

Uno de los objetivos es que sea una opción saludable para los que no quieran tomar alcohol o refrescos azucarados, ya que es “tan sana como el agua pero con muchos más beneficios” al no tener apenas calorías ni azúcares y ser natural.

Beatriz Magro ha detallado que la fabrica de Komvida está ubicada en Fregenal de la Sierra, que salieron al mercado el pasado mes de mayo y que venden sus productos por internet y en más de 70 puntos físicos del territorio nacional como tiendas ecológicas o gourmet, escuelas de yoga o gimnasios.

Las extremeñas han elaborado tres tipos de kombuchas: Berryvida, hecha con frutos rojos; Greenvida, con té verde; y Gingervida, con jengibre y limón.

La directora de marketing ha asegurado que usar el vidrio como recipiente ayuda a conservar mejor la bebida, puesto que las moléculas están vivas, mientras que si se usará plástico el material interferiría y haría que se perdieran las propiedades de la kombucha.

En este sentido, ha indicado que todas las marcas que probaron antes de poner en marcha en Komvida (más de 200), usaban el vidrio como envase, sin embargo en España era lo contrario.

Otra de las diferencias es que la están posicionando como una bebida social, para que la tome todo el mundo, y que la materia prima es de primera calidad y ecológica, por lo que cuentan con el Sello Ecológico Europeo.

Para Magro, el principal objetivo es ser una competencia real a los refrescos y trabajar para tener una España más saludable.

Actualmente la fábrica de Fregenal de la Sierra cuenta con una capacidad de producción de 150.000 botellas aunque prevén llegar a 1,6 millones de botellas en el año 2019.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.