El Alcazaba Festival Badajoz reúne a 12.000 asistentes

Comparte en redes sociales

“Éxito rotundo”, así califican los promotores del certamen la primera edición del mismo. Dos estilos muy diferentes con los que el público de Badajoz ha podido disfrutar de un montaje técnico nunca visto en la ciudad. Con un equipo de más de cien personas que han hecho posible que el macro escenario se haya podido adaptar a las necesidades de los espectáculos.

Durante más de cuatro horas los presentes pudieron disfrutar y bailar todos aquellos temas y artistas que marcaron su adolescencia y juventud, realizando un auténtico viaje en el tiempo a través de sus canciones.

La representación española corrió a cargo de OBK, que se metieron al público en el bolsillo con varios de sus hits como ‘Historias de amor’ o ‘Tú sigue así’, entre otros, Viceversa, que puso a todo el recinto a corear su mítico ‘Ella’ y Sensity World, que protagonizó uno de los grandes momentos de la noche con su tema ‘Get it up’.

No faltaron tampoco dos nombres históricos en la música dance de nuestro país: Paco Pil, que recordó temas como ‘Viva la fiesta’ y ‘Johnny Techno Ska’, y Chimo Bayo, con sus hits ‘Así me gusta a mí’ y ‘Bombas’, entre otros.

Tras el “rotundo éxito” del ‘Love 90’s’,  el violinista Ara Malikian hizo vibrar el Alcazaba Árabe de Badajoz el sábado y cerró el primer certamen del festival con acordes rockeros y danzas populares. Los golpes secos de una guitarra y la iluminación solemne al comienzo del show ponían en aviso de que el sonido del violinista no dejaría indiferente a los presentes y así fue.

La grandeza del artista se hizo visible al convertir la inmensidad del escenario en un ambiente acogedor y cercano. El violinista libanés presentó su espectáculo con una escenografía que simulaba un corral de comedias.“The Incredible World Tour Of Violin”, es el nombre de su gira que ha triunfado en los mejores teatros nacionales y en parte del extranjero.

Los momentos emotivos no faltaron en una noche tan especial, pues piezas como un Réquiem de Mozart, el homenaje al abuelo del artista y la fuerza del montaje musical y de luces hicieron que el público aplaudiera el final de cada pieza. La respuesta fue tan buena que muchos de los asistentes, móvil en mano, no perdieron detalle de la mezcla de estilos y energía que transmite el músico.

Como punto final a un ritmo frenético de buena música el artista quiso demostrar a los asistentes su gratitud ofreciendo un tema musical a pie de pista. De esta forma público y artista se hicieron uno y pusieron el broche final al festival veraniego de éxito en la provincia extremeña.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.