EL VALOR DEL CONOCIMIENTO LINGUISTICO

Comparte en redes sociales

El nivel profesional de los médicos españoles es muy elevado, se estima su preparación en todos los países del mundo. Seis años de intenso estudio más la especialidad y la praxis en hospitales con actividad muy completa. Lo mismo sucede con las restantes profesiones. Por eso no puede entenderse que se convoquen plazas en algunas comunidades para los médicos, los docentes y el personal de la Administración de algunas bellas tierras, valorando más el dominio del idioma propio que los conocimientos técnicos o científicos.

Según Descartes solo los humanos pueden comunicarse entre sí, aunque algunos consideran que los animales se entienden a través de sonidos. En Grecia se relacionaban mediante el dios Hermes, el de los pies alados, que llevaba los mensajes a los diferentes territorios, de ahí el nombre de hermenéutica, la interpretación que tanto estudiaron Gadamer y Dilthey maestros de Ortega y Gasset quien dijo que las palabras son “soplos de aire estremecido”.

Ha sido un deseo secular de filósofos y escritores que toda la humanidad hablara una misma lengua. No ha podido conseguirse. Hace más de un siglo se creó un idioma artificial, el Esperanto, pero apenas tuvo éxito. En la actualidad existen más de 7.000 idiomas en el mundo. Lo ideal hubiera sido encontrar un lenguaje común que pudieran hablar la mayoría de los pueblos. En la Edad Media se utilizó el latín pero solamente lo dominaban las personas cultas. Hoy, una gran parte de los países occidentales, se relaciona en inglés y español, lengua materna de 485 millones de personas.

Alfonso X recomendó a los españoles la lengua española, el Rey Sabio habló del “primor del lenguaje” y hay que valorar la existencia de obras magnificas que pueden conocerse en este extraordinario medio de comunicación. Pueden adquirirse magnificas ediciones de los clásicos: el Quijote, los Episodios nacionales, poemas de los Machado y muchos otros tan importantes para la humanidad. Cervantes es considerado el autor español más leído, un verdadero referente, como Shakespeare lo es en inglés, Víctor Hugo y Flaubert en francés. Además de este inmenso caudal se hablan varias lenguas romances: la catalana, la navarro aragonesa, la astur leonesa y la gallego portuguesa muy consideradas, según los expertos, pero decidir que sea más importante conocer la lengua de la comunidad que la preparación para el ejercicio profesional es una decisión equivocada.

Dicen los expertos que en el año 2050 hablarán español 820 millones de habitantes de la tierra. Las principales Organizaciones internacionales lo usan en sus comunicaciones: La Unión Europea, la Organización de Estados americanos el Tratado Antártico y las Sociedades Deportivas, la FIFA, etc. Por tanto saber el idioma propio es excelente pero tiene menos valor que el necesario para el ejercicio laboral.

El escritor chino Yan Lianke ha manifestado “que desde el Quijote hasta el realismo mágico la literatura en lengua española ha influido en los autores orientales” y añade que “los escritores chinos están muy familiarizados con la lengua española”

Por eso es poco práctico imponer la educación solo en el idioma local, como se ha propuesto en algunas comunidades y no hay que olvidar a las clases menos favorecidas, teniendo en cuenta que los alumnos de alto nivel económico tienen posibilidad de estudiar en la lengua que elijan para su mejor formación y posibilidades de empleo.

Ningún idioma debe estar ausente, ni ser relegado en su estudio y no es congruente que se considere por encima de la excelencia profesional. Para una intervención quirúrgica lo importante es conocer la técnica científica, aunque no se domine la lengua del lugar. Se valore más conocer un idioma que un doctorado universitario. Los arquitectos e ingenieros que levantan un puente tienen que ser expertos en la técnica constructiva, eso es lo que importa.

El Presidente de la Real Academia de la Lengua emitió un comunicado muy difundido, en el que pedía al Gobierno “la protección que el artículo 3 de la Constitución dispensa al español como lengua oficial del Estado, que todos los españoles tienen el deber de conocer y el derecho de usar”. No debe restringirse su estudio, ni imponer un porcentaje para su conocimiento. Los que proponen este sistema infravaloran al pueblo.

Guadalupe Muñoz Álvarez

Académica Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.