Seleccionar página

ES TRISTE VIVIR EN UN ÉPOCA EN LA QUE HAY QUE LUCHAR POR LO EVIDENTE

ES TRISTE VIVIR EN UN ÉPOCA EN LA QUE HAY QUE LUCHAR POR LO EVIDENTE

El título de este trabajo se refiere a una frase célebre del gran filósofo y escritor austriaco Dürrematt , autor de obras de teatro tan valiosas como Proceso por la sombra de un burro y  expresión que más tarde fue utilizada por los revolucionarios del Mayo Francés de 1968. Es triste tener que luchar por lo evidente. Así está sucediendo en la actualidad con los derechos de igualdad que reclaman las mujeres. Es increible que en el siglo XXI las mujeres tengan que luchar por su igualdad.

Se proclama en las Constituciones de todos los países occidentales, las Cartas Magnas, Tratados y Leyes, pero apenas se advierte algún avance. El Convenio del Consejo de Europa firmado en Estambul que entró en vigor en España en el año 2014 definió la violencia contra la mujer como aquella que implica daños o sufrimientos de naturaleza física, psicológica, sexual, económica, maltrato doméstico o sufrimientos en nombre del honor y establece medidas para proteger a las víctimas de trata y matrimonios forzados.

Las mujeres han sufrido  discriminaciones a lo largo de la historia. Incluso grandes personalidades como Rousseau se atrevió a decir que la mujer está obligada a obedecer al marido  aunque sea una orden  injusta o cruel. Hubo que luchar para poder estudiar en la Universidad. Conseguir el voto femenino supuso una empeño de años y persecuciones  y no hace tanto tiempo solo podían inscribirse en las oficinas de empleo las mujeres que fueran cabezas de familia o solteras sin medios de vida. Las Reglamentaciones de Trabajo de 1942 implantaron el cese en el trabajo cuando la trabajadora contrajera matrimonio que se aplicó tanto en empresas públicas como en  privadas.

El Código Civil equipaba las mujeres a menores y dementes. Se necesitaba la autorización del marido para aceptar una herencia, firmar un contrato, abrir una cuenta bancaria. En la actualidad según la Organización Internacional de Trabajo las mujeres cobran un 17% de media, menos que los hombres por realizar el mismo trabajo. Nadie se explica el motivo. El reparto del trabajo doméstico no es equilibrado y nada menos que una alcaldesa de una ciudad alemana ,ante las denuncias de agresiones detectadas en las fiestas de fin de año, recomienda a las mujeres que tengan cuidado ,menos mal   que ha habido contundentes respuestas contra esta desafortunada recomendación. La Ministra de Igualdad también ha sido criticada por atacar a los policías que consideran vulnerables a las mujeres que se destaquen por su forma de vestir. Nada más lejos de la realidad.

En este mismo año a pesar del poco tiempo que ha transcurrido han perdido la vida diez mujeres y varios niños. Recientemente hemos conocido la muerte de una  menor en custodia de su madre con al parecer ausente reacción de los Servicios Sociales. Debe estremecerse toda la sociedad, vecinos, amigos todos los que conozcan alguno de estos episodios violentos tienen que acudir a los poderes públicos para denunciar lo antes posible, con la mayor rapidez.

Lo más importante es educar en el respeto como tantas veces se dice sin que aparezca el avance. El Gobierno ha anunciado medidas que puedan acabar con estas situaciones que ya deberían haberse extinguido por su propia iniquidad. Por ello  hay que repetir la frase del autor austriaco: “Es triste tener que luchar por lo evidente”

Sobre el Autor

Guadalupe Munoz Alvarez

ACADÉMICA CORRESPONDIENTE DE LA REAL ACADEMIA DE JURISPRUDENCIA Y LEGISLACIÓN

Oferta Post Covid

Contrata publicidad

FESTIVAL DE MÉRIDA

AFORO COMPLETO: CRISTINA FERRERA EN PRETTY ME

JOCCA SHOP - Home & Life

Café y perrunillas con Sonia Merino

RSS EUROPA PRESS

SUSCRÍBETE

marketing digital

marketing digital extremadura