Fallece el profesor, abogado y crítico taurino Ambrosio García Polo

Este pasado viernes, como consecuencia de una grave enfermedad, ha fallecido en Cáceres, el profesor, abogado y crítico taurino Ambrosio García Polo, a los 81 años de edad.

0
368

García Polo ha sido un personaje de la vida pública cacereña y por ende, de la región extremeña. Así se ha constatado en su despedida terrenal, con la masiva afluencia de familiares, amigos y admiradores de su persona y su obra a su sentido funeral en este sábado, Día de Extremadura, a la que tanto amaba..

Ambrosio era profesor, durante décadas del Colegio Diocesano, donde impartio varias materias, sobre todo Matemáticas, abogado, siendo un humanista de pro, y crítico taurino, su pasión por el arte de Cúchares ha quedado para la historia de la crónica de la tauromaquia con cientos de artículos, columnas y reportajes en lo que él era también un maestro, narraba lo que realmente ocurría en la plaza, con palmaria objetividad no exenta de una crítica sui generis, debido a sus amplios conocimientos de la materia. Así ha quedado reflejado en la prensa regional y en los últimos años en este medio, www.digitalextremadura.com, donde escribió su última crónica en abril del pasado año 2017:

Hagamos propósito de enmienda para la nueva temporada, por Ambrosio García Polo

Nacido en Cáceres, en la popular calle Nidos, Ambrosio García Polo fue un ser que se hizo a sí mismo, muy familiar y amigo de sus amigos, hombre culto y empático, con una sonrisa contagiosa y una bonhomía muy peculiar que le hacían muy entrañable. Además de ” a los toros” – era fiel fan del diestro placentino aún en activo Juan Mora, de los ” clásicos” Curro Romero, Rafael de Paula o El Viti y de los actuales Enrique Ponce, El Julio o Talavante –  asimismo fue un fiel amante de su Cáceres natal, en donde radicó su vida, experiencias y anecdotario particular hasta los últimos días de su vida. Dejó su impronta en el Colegio Diocesano, entre sus cientos de alumnos y una pléyade de compañeros, en el Club Taurino cacereño, en las plazas de toros de la región y muchas otras de España, en la charla fraternal y amigable,  y sobre todo en el corazón de aquellos que le conocimos, tratamos y estimamos.

Admirado Ambrosio, Dios repartirá la suerte contigo, como se diría en los términos que tan bien dominabas, al igual que tú te comportaste en vida con todos aquellos a los que ayudaste de forma generosa y altruista. Que la tierra te sea leve y recibe un abrazo eterno desde Digital Extremadura, tu última “casa” donde desarrollaste con tanto cariño, esmero y sabiduría tan buen  estar y saber.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.