La principal novedad que ha supuesto esta intervención quirúrgica ha sido que, para sustituir los elementos óseos del tórax extirpado, se han empleado unos implantes de titanio realizados a medida para la paciente a cargo de la empresa especializada. Según datos aportados por el fabricante, la intervención efectuada en el Hospital Universitario Infanta Cristina con este material protésico novedoso ha sido la cuarta que se realiza en España, si bien de acuerdo con la magnitud del tórax óseo que se ha extirpado se puede considerar como la de mayor envergadura efectuada hasta la fecha.

La cirugía fue realizada por los doctores Santiago García Barajas y Cipriano López García. De acuerdo con la naturaleza maligna de la lesión y su localización en el centro del tórax, para garantizar la extirpación completa del tumor y conseguir los límites libres de enfermedad recomendados en estos casos, ha sido preciso extirpar completamente el esternón y la parte anterior de los arcos costales. Tras implantar la prótesis de titanio rígido a medida, se ha realizado la reconstrucción de los músculos del centro del tórax por los doctores José Luis Amaya y María Isabel Correa, de la Unidad de Patología Mamaria. La duración total de la intervención quirúrgica fue de 7 horas.

Los tumores de pared torácica constituyen una de las patologías que con más frecuencia precisan de una intervención quirúrgica por el Servicio de Cirugía Torácica para su tratamiento adecuado. En determinados casos, dependiendo del tamaño de los tumores y de su naturaleza benigna o maligna, pueden ser necesarias grandes extirpaciones de la pared torácica y proceder posteriormente a la reconstrucción ósea y muscular para garantizar la correcta protección de los órganos del tórax y preservar la dinámica respiratoria normal de los pacientes.

La paciente intervenida evoluciona de forma favorable, presentando unos resultados estéticos y funcionales óptimos, por lo que será dada de alta hospitalaria próximamente. En dos o tres meses podrá realizar una actividad física completamente normal, sin que la prótesis implantada vaya a condicionar ningún tipo de secuela.

El Servicio de Cirugía Torácica del Hospital Infanta Cristina de Badajoz se creó en el año 2001 con el objetivo de evitar desplazamientos, a otras comunidades autónomas, de los pacientes de Extremadura que precisaban de una intervención quirúrgica por enfermedades pulmonares y torácicas. Actualmente cuenta con cinco especialistas y tiene acreditada la formación de médicos internos residentes; ha realizado más de 400 intervenciones quirúrgicas mayores al año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.