La fisura de la balsa fue lo que originó la rotura de la presa de Valverde de la Vera

Comparte en redes sociales

Así lo ha explicado el consejero de Infraestructuras, José Luis Navarro, que ha estado al frente del gabinete de coordinación que se ha reunido en el Ayuntamiento de este municipio cacereño, que esta mañana se ha visto sorprendido por la avenida de agua, lodo y barro procedente de la balsa, que ha inundando algunas de sus calles y ha ocasionado importantes daños materiales, aunque no personales.

El consejero extremeño ha precisado que la balsa, que en el momento de la fisura almacenaba unos 60.000 de sus 100.000 metros cúbicos de capacidad, ya está vacía y aunque se han adoptado las medidas para el suministro desde otras gargantas, el agua puede no ser potable.

José Luis Navarro espera que la limpieza de las tuberías sea los más rápida posible y ha añadido que con vistas al mes de agosto, ahora hay que trabajar para buscar alternativas a esta balsa de abastecimiento y no tener que interrumpir el suministro de agua.

Ha insistido en que la balsa está vacía y, por tanto, ya no hay peligro, por lo que ahora empieza “la fase de normalización, con la prioridad de atender a las personas”.

En este sentido, ha indicado que solo una persona no podrá acceder hoy a su vivienda por los daños ocasionados y será realojada en un hotel.

Asimismo, ha confirmado daños en el velatorio, la piscina municipal, la ermita y calles de la localidad, así como en propiedades privadas.

Sobre causas, ha indicado que ahora toca analizar las razones de esa fisura, que se ha producido en la parte inferior de la balsa.

José Luis Navarro ha mostrado el apoyo al municipio, para que recupere la normalidad cuanto antes y ha agradecido el apoyo recibido de todos los ayuntamientos de la zona.

El Ayuntamiento de Cáceres ha informado de que ha desplazado a esta localidad tres vehículos de limpieza y baldeo, con una capacidad total de 21.000 litros, y siete operarios para ayudar en las tareas de limpieza y retirada del lodo

Por su parte, la alcaldesa, Nathalie Victoria Deprez, ha indicado que está siendo “un día muy negro y complicado”, aunque se ha congratulado de que desde que se conoció lo ocurrido los servicios de emergencia “han funcionado perfectamente”.

“Lo que toca ahora es trabajar y evaluar los daños, porque ha sido un suceso muy cruel con el pueblo”, ha dicho.

A la zona también se ha desplazado el subdelegado del Gobierno en Cáceres, José Carlos Bote, que ha reconocido que la situación se está normalizando “tras los momentos de nerviosismo” y se ha congratulado de que no haya habido daños personas.

Sí ha confirmado que bomberos y Guardia Civil han rescatado a primera hora a dos personas, que habían quedado atrapadas en su casa, una de las cuales ha tenido que ser atendida por lo servicios médicos de un ataque de ansiedad.

También ha dicho que hay muchos daños materiales, tanto en infraestructuras públicas como privadas, “y ahora es el momento de poner a evaluar el alcance de los daños”.

La delegada del Gobierno, Cristina Herrera, ha informado de que la Guardia Civil apoya con seis patrullas de colaboración ciudadana, dos de tráfico y una del Seprona las labores en valverde de la Vera, municipio al que también se ha desplazado el secretario general del PP extremeño, Fernando Manzano

Declaraciones del presidente Fernández Vara

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha valorado la “adecuada respuesta” ofrecida este miércoles en Valverde de la Vera tras la inundación provocada tras la rotura en el muro de contención de la balsa de abastecimiento de agua, que no ha provocado daños personales pero sí cuantiosos materiales ante los cuáles ha mostrado el “absoluto compromiso” de que van a ser reparados.

Para ello, ha señalado que la Diputación de Cáceres, por un lado, y el ayuntamiento de Valverde de la Vera y la mancomunidad de municipios de La Vera, por otro, van a realizar “una primera evaluación de emergencia” para reparar los daños a través de “diferentes vías”.

Para ello se buscará la financiación necesaria, y al respecto se ha mostrado “convencido” de que habrá también ayuda procedente del Gobierno central, como así se establece en los planes de protección civil. “Todos tenemos que colaborar”, ha subrayado.

Asimismo, ha señalado que los técnicos de la Consejería de Economía e Infraestructuras van a investigar los motivos que han provocado la rotura de la balsa, que según ha confirmado el propio presidente extremeño fue sometida a unas obras hace un año.

Fernández Vara ha realizado estas declaraciones a los medios de comunicación en su visita a la localidad, donde ha señalado que desde el “primer momento” la Junta se ha puesto a disposición del ayuntamiento y de la alcaldesa de la localidad, Nathalie Victoria Deprez García, para hacer frente a “una situación de emergencia” que, según ha dicho, preocupó “mucho de inicio” y “sigue preocupando” al Ejecutivo regional.

“Lo más importante era salvar vidas humanas y que no hubiera ninguna consecuencia personal”, algo que “se ha conseguido”, ha apuntado Vara, quien ha añadido que a partir de ahora hay que “analizar muy bien lo que ha ocurrido y por qué ha ocurrido”, y reparar el daño causado por el agua.

En todo caso, ha destacado que la respuesta a esta situación de emergencia “ha sido la adecuada”, y que la activación de los planes de emergencia, en concreto el nivel 1 del Plan Especial de Protección Civil ante inundaciones (Inuncaex), posteriormente desactivado una vez controlada la situación, permite comprobar que “el ayuntamiento estaba al día de todos su planes de prevención y actuación”.

“Da la tranquilidad de saber lo que hay que hacer ante situaciones como esta, que es tan diferente a lo que nos pasaba hace 15 o 20 años, cuando todo era nuevo y diferente. Ahora uno tiene la sensación de que se sabe lo que hay que hacer”, ha resaltado el presidente regional.

Asimismo, ha trasladado a los afectados el “absoluto compromiso” de que se van a reparar los daños por las “diferentes vías” que se van a poner en marcha a partir de ahora. Así, ha dicho que además de los daños en propiedades públicas y privadas, también hay que reparar la carretera que une la localidad con Villanueva de la Vera así como garantizar el abastecimiento de agua para “recuperar la normalidad cuanto antes”.

Al respecto, ha señalado que ya se han enviado camiones cisterna para abastecer a la localidad durante uno o dos días y que se estudian conexiones con otras gargantas, pero dado que se trata del inicio del verano se van a buscar otras soluciones que se anunciarán en los próximos días tras escuchar las valoraciones de los técnicos.

“El susto ha sido morrocotudo”, ha destacado Vara, al tiempo que ha dado “gracias al destino” por haberse producido la rotura a las 7,00 horas y no con la piscina municipal abierta y llena de gente, puesto que ha quedado arrasada por el agua el barro y las piedras de la avalancha producida tras el siniestro.

Por todo ello, Vara ha agradecido el trabajo realizado por “todo el mundo, empezando por la alcaldesa que desde el primer momento se puso al frente de la situación”.

Imprimir
 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.