LA PLAZA MAYOR DE ACEHÚCHE

Comparte en redes sociales

Plaza Mayor de Acehúche.

Esta plaza está en el centro de la villa, al lado de la antigua cañada, que cru- zaba por la calleja de Jacinto y seguía por el camino de Ceclavín hasta el viejo puente de la rivera de Fresneda.

Es una plaza con varios balcones de regular tamaño y bastante ornamentales. Las calles que salen de la plaza son: calle Maestro Alejandro Hurtado (anti- gua cañada), calle de la Villa hacia la carretera (siempre se llamó calleja de la Villa), calleja de Jacinto, que es continuación de la cañada, y plaza de San Sebastián hacia el sur.

Su suelo eras de tierra y ahora es de baldosas; no había árboles ni planta algu- na, teniendo a su alrededor un trozo de empedrado. Hubo una fuente, luego quitada y sustituida por ese monumento o quiosco de granito. También tuvo a su alrededor un seto, y ahora unas palmeras y naranjos.

En tiempos no muy lejanos fue el punto de reunión de los niños para sus juegos, mercadillo una vez a la semana, títeres o cine, comentado desde la posada del rincón algunas noches de verano. Al final de la película los mu- chachos tiraban puñados de tierra por alto, con la consiguiente polvareda.

¿Os acordáis de las películas “Sandalio, pescador de caña en automóvil” o “La mariposa en colores”?

Resumiendo, que la plaza tenía vida; había niños y niñas con sus juegos de perros y liebres o el corro de las patatas. Había dos comercios, caja de aho- rros, dos farmacias muy próximas, dos posadas, un casino de sociedad con un reservado o sala para juegos de cartas; otra sala para tertulias y para jugar al ajedrez, que estaba de moda; y una barra o mostrador con veladores, sillas, y al frente del negocio Germán Cordero, con su lazo de pajarita y después Justo Valle.

Ra raro que alguien pidiera una cerveza, que metían con los refrescos en el pozo del corral. Ahora los comercios han desaparecido y los niños están en casa viendo la tv o con un móvil a todas horas, y como no hay comercios ni demás negocios, la cruzan pocas personas. Eran típicos en otros tiempos los pieleros, el espartero, los quinquilleros como Manolo el de la Quica, algún hortelano de Torrejoncillo o Ceclavín, el piñonero de Garrovillas, y algún otro.

 

Nota.-Copio literalmente lo que escribió Gabino Hurtado en el libro sobre Acehúche, tal cual, y más adelante copiaré el resto del capítulo.

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.