Listas de morosos: todo lo que tienes que saber sobre ellas

Las personas que atraviesan dificultades económicas y, por la razón que sea, no pueden afrontar algún pago obligado, viven inmersas en una enorme situación de estrés. A la tensión que se deriva de la falta de liquidez se une una amenaza añadida: la de poder aparecer en las temidas listas de morosos. Y no es para menos, algún recibo de la luz devuelto o varias cuotas del coche impagadas pueden provocar que aparezcamos en el terrible listado de deudores.

1
114

¿Quién incluye los nombres en las listas de morosos?

Cualquier empresa que contrate un fichero de morosos puede pasar nuestros datos al registro en caso de impago de recibos: entidades financieras, empresas de telecomunicaciones, empresas de suministros (luz, agua y gas), aseguradoras, etc. Pero deben cumplirse dos condiciones:
1- Según la Ley de Protección de Datos, para poder incluirnos en una lista de morosos deben haberse acumulado al menos 4 meses de recibos impagados.
2- La entidad acreedora debe avisar al deudor de su inclusión en la lista.

¿Cuántas listas de morosos existen?

Los ficheros de morosos más utilizados por las empresas y entidades financieras son ASNEF (Asociación Nacional de Entidades de Financiación) y RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas). Para estar en el listado de RAI las deudas deben ser superiores a 300 €, mientras que ASNEF incorpora datos de morosos por cantidades menores.

Si una entidad financiera o una empresa desean comprobar la morosidad de un cliente deben abonarse a los registros y pagar unas cuotas, es decir, ningún particular puede acceder libremente al contenido de las listas.

¿Qué efectos tiene aparecer en una lista de morosos?

Figurar en una lista de morosos puede tener consecuencias negativas importantes. Por ejemplo, si desea acceder a un crédito y está en ASNEF o RAI,  lo más probable es que se lo denieguen. También tendría dificultades para contratar servicios o suministros y para acceder al pago aplazado en productos caros, como por ejemplo un televisor, un ordenador o cualquier electrodoméstico de precio elevado.

Sin embargo existen soluciones para acceder a préstamos con ASNEF. Las  empresas especializadas en préstamos online ofrecen soluciones de financiación a todas las personas que lo precisan, incluso a aquellas que forman parte de las listas de morosos. Para atender a estas demandas se han diseñado los denominados minicréditos online, que facilitan préstamos que van desde los 50 a los 800 € de media. Los micropréstamos online no suelen exigir avales ni nóminas y se resuelven en pocas horas.


¿Cómo salir de una lista de morosos?

Como es lógico, la mejor manera de salir de un registro de morosos es pagar la deuda que se le reclama.  Pero en ocasiones es posible que sus datos se mantengan en el fichero aun habiendo satisfecho la totalidad de la deuda.

En caso de tener la sospecha de haber sido incorporado a un registro de morosos, lo más recomendable es consultar directamente a los ficheros. Tanto ASNEF como RAI permiten verificar datos de manera gratuita. Se puede conocer quién le ha fichado, qué cantidad le reclaman e incluso quién ha consultado su ficha. Una vez corroborados los datos se puede solicitar la baja del registro. Esta operación deberían formalizarla las empresas que realizaron el alta, pero la realidad es que acaba siendo el propio interesado el que se encarga de cerrar el asunto.

 

1 Comentario

  1. Fracaso ¡ Ya tendrían que desde el gobierno facilitar ayudas a las personas con problemas de impagos , la ley de segunda oportunidad no funciona como debería y las reclamaciones a ficheros de impagados son horribles , yo lo puse en manos de La Legalista que lo tramitaron todo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.