Los apicultores extremeños exigen que se cuente con ellos para modificar el decreto de Planes de Mejora sobre la sequía

Paulino Marcos, responsable de sector de Apicultura de Asaja Extremadura, pide a la Junta que reúna de inmediato a los apicultores ante la grave situación del sector en esta campaña

0
14

Paulino Marcos, presidente de la sectorial de Apicultura de Asaja Extremadura, ha mostrado su “incredulidad” porque la Junta de Extremadura no haya contado con este sector tan importante en Extremadura a la hora de modificar el decreto de Planes de Mejora en explotaciones agrarias con el objetivo de paliar la sequía en el campo extremeño. Este anuncio de modificación lo realizó la consejera de Medio Ambiente y Rural, Begoña García, el pasado martes en el Carex (Consejo Agrario Extremeño) e incluía un cambio técnico del decreto para realizar inversiones de abastecimiento de agua a realizar en un futuro.

Los apicultores están atravesando esta campaña la peor situación de los últimos 30 años debido a la falta de lluvias, ha señalado Paulino Marcos, “por lo que no entendemos que no se haya contado con este sector a la hora de introducir esas modificaciones en el decreto cuando padecemos una crisis tremenda y hay una gran preocupación entre todos los productores de miel de Extremadura”.

En este sentido, Paulino Marcos señala que en estos momentos, en los meses de septiembre y octubre, “se está alimentando a las colmenas cuando en una campaña habitual y sin incidencias en esta época se estaba ya desde hace semanas recolectando las mieles de otoño”.

En este sentido, el representante de Asaja Extremadura insta a la Junta de Extremadura a que convoque con urgencia a los representantes de los apicultores para abrir una mesa de diálogo responsable entre ambas partes.

En la misma, se deben tratar temas como ayudas agroambientales, planes de mejora, sequía o trashumancia.

De ahí que Paulino Marcos reclame a la administración regional líneas de ayudas concretas y directas para los apicultores en estas lamentables condiciones, ya que las colmenas van a regresar muy diezmadas por la sequía sufrida y muchas de ellas no serán capaces de sobrevivir durante el invierno.

El problema de invasión de los abejarucos y la sequía ha provocado que se pierda alrededor de un 60% de la producción en esta campaña (40% por los abejarucos y ya más del 20% por la sequía).

En Extremadura, en una campaña normal (no la de este año) se producen alrededor de cinco millones de kilos de miles y medio de millón de kilos de polen, de las que viven habitualmente gracias a su producción unas 1.600 familias extremeñas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here