LOS BOTIJOS ARROYANOS Y LA GASTRONOMÍA EXTREMEÑA TRIUNFAN EN TURQUÍA

Comparte en redes sociales

Durante el segundo encuentro internacional enmarcado dentro del proyecto Erasmus K229 “Learn your Culture” que se está desarrollando en el I.E.S Luis de Morales, un equipo formado por tres profesores y cuatro alumnos han disfrutado durante una semana de una experiencia única en Turquía junto a los grupos procedentes de Budapest, Islas Azores y de la ciudad anfitriona Estambul. Allí han realizado numerosas actividades destinadas, por un lado, a conocer la cultura turca y por otro, a dar a conocer parte de la cultura española. Teniendo este segundo encuentro como punto de unión entre los diferentes países, la poesía y los hitos culturales en la historia de cada nación.

La delegación española fue recibida con una cálida bienvenida por parte de toda la comunidad educativa del Instituto turco y durante su estancia pudieron comprobar la riqueza cultural monumental y gastronómica de Turquía a través de talleres de artesanía, estampación, tatuajes de henna, macramé, demostraciones de pintura en azulejos o espectáculos de danzas, así como su gastronomía con la degustación de gran variedad de platos típicos de la extensa y elaborada cocina turca.

En cuanto al equipo arroyano, proyectó un vídeo de presentación de nuestro Instituto, así como vídeos promocionales de Arroyo de la Luz, una muestra de nuestra gastronomía consistente en tortillas de patatas, quesos y dulces extremeños. Y un taller de poesía donde los alumnos arroyanos recitaron la poesía de Antonio Machado “Caminante, no hay camino…” y expusieron una trabajada presentación sobre hitos en la cultura española donde no faltó la mención al Quijote, a Picasso y a nuestros grandes deportistas y actores. La parte que más sorprendió al resto de los equipos fue la dedicada a los inventos españoles donde el Chupa -Chups, la fregona o el futbolín sacaron la sonrisa de alumnos y de profesores,

Además, vivieron momentos inolvidables como las visitas al Palacio de Topkapi, a la plaza de Sultanahmet, a Santa Sofía, a la Mezquita Azul, a El Gran Bazar y al Bazar Egipcio, un crucero con cena por el Bósforo al anochecer o la visita a la colina Çamlica donde ondea la bandera más grande de Turquía de casi 1000 metros cuadrados y desde donde las vistas de la ciudad son espectaculares.

Otro momento significativo del viaje fue la visita al ayuntamiento del distrito de Ümraniye, barrio financiero de la ciudad donde se encuentra el Instituto anfitrión. La acogida por parte del alcalde fue muy afectuosa, interesándose por conocer algunos aspectos de nuestro pueblo, y obsequiando a nuestro equipo con bebidas, comida local y con piezas de artesanía turca. El equipo arroyano, por su parte, le hizo entrega de un botijo elaborado por el alfarero Juan José Pajares y de unos folletos promocionales de nuestra localidad. El alcalde preguntó por el uso de dicha pieza y señaló que ellos tienen también un objeto similar, prueba de las raíces comunes que compartimos ambos pueblos.

La semana turca acabó con una fiesta de despedida en el centro escolar con barbacoa y bailes incluidos. Una despedida triste, en especial para los chicos, que dejaban atrás una semana intensa en experiencias, con muchos momentos compartidos y promesas de un reencuentro cercano con sus nuevos amigos.

El curso que viene el proyecto continuará y las delegaciones de los países socios serán recibidas en nuestro pueblo durante el mes de marzo.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.