Esta reunión llega pocos días después de la que tuvo lugar entre la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, con representantes del sector de la cereza. Durante la misma, la representante del gobierno se comprometió a facilitar con celeridad el encuentro con el ministerio, para que estos últimos escucharan de boca de los afectados, los principales problemas a los que se enfrentan campaña tras campaña.

Este año en concreto, las particulares condiciones meteorológicas, así como el exceso de oferta en los mercados, han hecho de esta campaña una de las más complicadas que se recuerdan. Los agricultores están viendo como los precios que marcan los mercados, dejan la rentabilidad de sus cosechas en términos ruinosos. La meteorología no ha ayudado tampoco para lograr unos buenos calibres con los que conseguir una cotización más alta. Además, históricamente, la negociación de los seguros agrarios tampoco favorece al tipo de cultivo que se realiza en el Jerte. Por eso, la Agrupación de Cooperativas Valle del Jerte ha dado un paso al frente movilizándose y trabajando para mejorar la situación del agricultor, base del motor económico de la comarca.

Durante la reunión se ha tratado la problemática de los seguros agrarios. Para el tipo de explotación común en el Valle del Jerte, no es rentable el actual modelo de seguros agrarios. Por eso, desde el sector, se demanda una remodelación que haga adaptarse a los seguros a las particularidades del cultivo de la cereza en el Jerte, facilitando así la contratación de los mismos.

Otra de las reivindicaciones más aclamadas por los agricultores es la centrada en el precio de la cereza, tanto el que se ofrece al productor, como la diferencia que existe entre esa cantidad y la que paga el consumidor final. Para paliar los bajos precios, y en consecuencia los bajos beneficios de esta campaña, se han solicitado también medidas fiscales especiales para poder enfrentar la situación.

Por otra parte, también se ha tratado el tema de la despoblación de la zona, agudizada por las dificultades económicas a las que se enfrentan los agricultores, sector mayoritario en la comarca. En ese sentido, se han defendido las reivindicaciones de éstos, y solicitando medidas que favorezcan su empoderamiento.

También se ha trasladado a los miembros del ministerio la necesidad de protección del término Picota frente a la competencia desleal de la cereza desrabada. Además de trabajar en diferentes promociones y campañas de comunicación para informar al consumidor, se ha solicitado trabajar en una protección legal que impida el fraude en los lineales y mostradores por el uso genérico de este término para denominar a cerezas que no lo son.

Desde el Ministerio de Agricultura y Pesca se ha dado máxima celeridad a este encuentro. Ya conocían la situación de los cereceros extremeños, y después de escuchar sus reivindicaciones, han manifestado su compromiso por estudiar mejoras para el sector, y atender a todas las reivindicaciones realizadas de la forma más efectiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.