Los quesos elaborados por Finca Pascualete en Trujillo (Cáceres) han obtenido cuatro premios en la ceremonia anual de los World Cheese Awards celebrada este fin de semana en Bergen (Noruega), en la que han participado 3.472 quesos procedentes de 41 países.

La “Mini Retorta”, que en la última edición obtuvo el galardón al mejor queso de España y sexto mejor del mundo, ha sido galardonada con la medalla de oro de este prestigioso certamen. Este queso de pasta blanda sólo pesa 140 gramos y está elaborado siguiendo una receta tradicional y natural a base de leche cruda de oveja, cuajo vegetal y sal.

El queso “La Retorta”, elaborado artesanalmente con leche cruda de oveja y prensado a mano, también ha cosechado dos galardones; una medalla de plata en su formato de 300 gramos y una de bronce en la presentación de 500 gramos de peso. Además ha sido premiado con una medalla de bronce el queso “Pastura con trufa”, elaborado con leche de oveja y trufa negra italiana.

Con estos galardones, el proyecto de Finca Pascualete, auspiciado por Aline Griffith, condesa de Romanones, fallecida hace un año, se consolida en el panorama quesero internacional, donde ha obtenido numerosos galardones desde su creación.

Así, en la última edición de este certamen, Finca Pascualete no sólo situó “La Mini Retorta” como el mejor queso de España y sexto mejor del mundo, sino que logró cinco medallas más: una de oro, dos de plata y otras dos de bronce. Además el queso “La Retorta”, premiado en 2015, ya logró clasificarse entre los mejores del mundo en la ceremonia de World Cheese Awards de 2011, y “Cumbre de Trujillo” ha sido premiado con la medalla de plata en las ceremonias celebradas en los años 2010 y 2017.

Todos los quesos premiados se elaboran de forma artesanal con leche procedente de los rebaños que pastan en Finca Pascualete, que tiene su origen en el año 1232 y que en la actualidad se ha convertido en un proyecto agrícola y ganadero de prestigio desde que en 2010 se pusiera en marcha la quesería que ha proporcionado un valor añadido a la explotación.

Finca Pascualete se encuentra a unos kilómetros de Trujillo y se convirtió en el lugar preferido de la condesa de Romanones cuando trabajaba de espía para la CIA durante la Segunda Guerra Mundial, gracias a su marido, Luis de Figueroa y Pérez de Guzmán el Bueno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.