MANIFIESTO MAE 25 N: ¡ SOMOS EL GRITO DE LAS QUE YA NO ESTÁN !

Comparte en redes sociales

Mujeres Abolicionistas de Extremadura (MAE), en el ‘Día Internacional Contra la
Violencia hacia las Mujeres y las Niñas’, queremos señalar que se trata de una violencia
estructural, sobre la cual se sustenta la sociedad en la que vivimos, basada en la
relación jerárquica entre los sexos.

Queremos gritar por todas las asesinadas, por todas aquellas mujeres y niñas víctimas de
violencia sexual, por las golpeadas, por las silenciadas, por las desaparecidas por ser
mujeres.

Desde que surgieron las sociedades patriarcales, la explotación sexual, reproductiva y el
trabajo de cuidados de las mujeres, han sido la base sobre la que se ha construido el sistema
en el que vivimos. Todos los ámbitos de nuestra vida social: la cultura, la religión, la economía,
la ciencia, etc, refuerzan esto, manteniendo a las mujeres en un papel subordinado. Sólo es
posible sostener esta desigualdad por medio de la violencia, a la que constantemente
estamos expuestas por haber nacido mujeres.

La sociedad en la que vivimos inculca en los varones, desde que son pequeños, que tienen
una posición superior, enseñándoles a mantener ese poder masculino mediante la violencia
psicológica, física, sexual, económica, etc, hacia las mujeres, que a su vez son educadas en
el amor romántico, la obligatoriedad de la belleza, de buscar pareja, de cuidar o de ser
madres.

El patriarcado, aliado con el sistema capitalista neoliberal, ha alcanzado en el siglo XXI unos
niveles inimaginables de violencia para las mujeres.

El sistema prostitucional y la pornografía tienen una dimensión que nunca antes se han visto,
tanto por el volumen de negocio que suponen, como por la crueldad de sus prácticas.
Los vientres de alquiler, junto con la ovodonación, son las nuevas formas de explotación
reproductiva, que además llevan aparejada la compraventa de bebés, como si fueran objetos
de lujo.

El trabajo de cuidados remunerado sigue siendo una ocupación feminizada, precaria, un
trabajo fundamental para el sostenimiento de la sociedad y que, sin embargo, presenta las
peores condiciones laborales del mercado. El Estado apenas se responsabiliza de los
cuidados de menores, mayores y personas discapacitadas, recayendo sobre las espaldas de
las mujeres con duras e interminables jornadas.

A lo largo de 300 años de lucha feminista, las mujeres hemos conseguido avances
fundamentales que ahora se ven amenazados. Este patriarcado, posmoderno e inquisidor,
quiere borrarnos anulando los derechos conseguidos en base al sexo, desvirtuando las leyes
con ideología transgenerista, basada en el género como una identidad y no como lo que es,
un corset para mantener a las mujeres en una posición sumisa. Incluso van más allá,
invisibilizando a las mujeres con términos tales como ‘personas gestantes’ o ‘personas
menstruantes’, censurando y agrediendo a las feministas. En una sociedad radicalmente
desigual, la identidad de género se ha convertido en una nueva forma de someter a las
mujeres.

MANIFIESTO MAE 25 DE NOVIEMBRE DE 2021

Por todo lo expuesto, en este día 25 de noviembre de 2021, exigimos:

Que la violencia contra las mujeres y las niñas deje de ser minimizada por la sociedad, los
medios de comunicación y los juzgados. Que se aplique la ley de forma efectiva, sin sesgos
machistas, sin revictimizar a las mujeres y sin minimizar los actos delictivos de maltratadores,
abusadores, violadores y acosadores.

Que tanto el Gobierno de España como el actual Ministerio de Igualdad, trabaje para mejorar
realmente la vida de las mujeres, legislando con leyes basadas en el sexo, no en el género o
en la falacia de la identidad sexual, para evitar así la violencia que los hombres ejercen sobre
nosotras, y que deje de promover acciones que van activamente en contra de nuestros
derechos.

Que se implemente una ley integral abolicionista del sistema prostitucional, así como de la
pornografía, que es prostitución filmada.

Que se derogue la instrucción 2010 que permite la inscripción de bebés comprados por
vientres de alquiler, actividad que supone una pérdida de derechos para las mujeres y un
tráfico y compraventa de criaturas y que, siendo una actividad ilegal en nuestro país, de hecho
se está produciendo mientras el gobierno mira para otro lado.

Que se prohíban las donaciones de óvulos para terceros, una forma más de explotación
reproductiva de las mujeres, siendo actualmente España el primer país que abastece de
óvulos a toda Europa.

Reclamamos que en el trabajo de cuidados no remunerados, el Estado sea co-responsable.
Que el trabajo de cuidados remunerado no se externalice y que se le dé la importancia que
merece, con sueldos y contratos dignos para las trabajadoras, así como con una atención de
calidad para los y las usuarias que necesitan estos servicios.

Que deje de aplicarse en los juzgados el falso SAP, a partir de ahora y con carácter
retroactivo, en sentencias que condenan a menores a seguir en contacto con sus
maltratadores y abusadores, separándolos de sus madres que son las únicas protectoras que
han tenido. Exigimos que la violencia vicaria y la violencia institucional se consideren delitos
perseguidos por la ley.

Que la prensa, las radios y las televisiones públicas dejen de emitir contenidos sexistas y
misóginos.

Que se hagan efectivas políticas de coeducación para educar a la infancia y a la juventud
en el pensamiento crítico ante el machismo y la misoginia, un conocimiento del mundo con
perspectiva feminista, que rompa con el androcentrismo. Las feministas no queremos
perpetuar el género, lo que queremos es abolirlo y lo que reivindicamos con la coeducación
es la igualdad de deberes y derechos entre los sexos.

¡ SOMOS EL GRITO DE LAS QUE YA NO ESTÁN !


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.